Sigue la empatitis del Blanco Blanco

El Once Caldas buscaba acabar su racha de empates ante Patriotas Boyacá, sin embargo, el equipo boyacense logró dejar en tablas dicho encuentro a escasos minutos del final.

Frenetismo y fricción

En una fría Manízales se enfrentaron Once Caldas y Patriotas en el Estadio Palogrande.
Las acciones no se hicieron esperar, al minuto 2 Carlos Rivas remató con la pierna izquierda desde fuera del área tras asistencia de Brayan Fernández y el tiro se fue desviado. El partido adoptó una conducta frenética, por ello, las faltas se volvían cada vez más reiterativas y el flujo del juego disminuía conforme avanzaba el encuentro.
A pesar de ello, dicho factor no fue impedimento para que el Once Caldas se adelantara en el marcador. Un rebote por parte de la defensa patriota le permitió a Diego Peralta sacar un tiro desde el centro del área que venció la portería custodiada por Eder Chaux. Luego del gol, Patriotas Boyacá no renunció al encuentro e intensificó su comportamiento a través de jugadores como Brayan Fernández, Kelvin Osorio, Jhon Fredy Salazar y Carlos Rivas.

La insistencia dio sus frutos, al minuto 27 los visitantes anotaron el empate. Gracias a un milimétrico pase de Kelvin Osorio, Brayan Fernández quedó mano a mano con el cancerbero local y logró acomodar el esférico en la parte alta del arco.
En empate 1-1 finalizaría la primera mitad.

La persistencia premió al visitante

Ya en la segunda mitad, el cotejo cesaría un poco, aunque el dominio y la posesión le seguían perteneciendo a los dirigidos por Diego Corredor. Pese a tener dicho autoridad dentro del campo, Once Caldas se adelantaría una vez más por medio de Johan Carbonero.
El juvenil del Blanco Blanco marcó un espectacular gol puesto que él mismo se encargó de robarle el esférico a Maicol Medina e inmediatamente, desde la mitad de cancha, sacó un potente remate que dejó colgado al arquero Eder Chaux.

Aun cuando el marcador se mostraba adverso una vez más, Patriotas Boyacá nunca bajó los brazos. Con mucha frialdad, el equipo boyacense empezó nuevamente a exponer dotes de buen fútbol y sus acercamientos eran cada vez más constantes y contundentes. Consecuente a esto, el tanto llegó, mediante un remate raso del jugador Kelvin Osorio, Patriotas Boyacá consiguió sacar un punto del Estadio Palogrande y prolongó la empatitis del equipo manizaleño.

Ahora, Once Caldas visitará a Junior FC en el Estadio Metropolitano mientras que Patriotas Boyacá recibirá al Atlético Bucaramanga este domingo 25 de agosto.

Comparte este contenido