¿Realmente Junior respeta los procesos en sus técnicos?

A través de un comunicado de prensa, las directivas del conjunto barranquillero anunciaron sorpresivamente la no continuidad de Luis Fernando Suárez como timonel de los Rojiblancos, el empate 1-1 en condicional de local ante Alianza Petrolera –último en la tabla del descenso– fue la gota que rebasó el vaso para que las directivas tomaran cartas en el asunto.

Aquí el comunicado expedido por Junior:

Antonio Char, presidente del Junior de Barranquilla, manifestó que la salida de Luis Fernando Suárez se da debido al inconformismo que existe con respecto al rendimiento del equipo, asimismo, deja claro que no existe una congruencia entre la nómina conformada y los resultados obtenidos durante los cuatro meses que duró el ciclo de Luis Fernando Suárez.

“El rendimiento deportivo del equipo no viene mejorando y nosotros creemos que en un trabajo que se hace en una institución como Junior el rendimiento deportivo debe ir creciendo a medida que avance el tiempo y esto no está ocurriendo”, declaró.

Posterior a esto, el equipo de la capital del Atlántico fue blanco de polémica debido a que, nuevamente, un técnico de Junior es despedido del cargo a escasos meses de ser nombrado. Alberto Gamero, Alexis Mendoza (2018) y Luis Fernando Suárez son algunos casos que nos permiten precisar que las directivas del Junior de Barranquilla no logran respetar los procesos de los entrenadores.

En primera instancia está el caso de Alberto Gamero, campeón del Torneo Apertura 2008 con Boyacá Chicó y dos veces campeón con Deportes Tolima: Copa Colombia (2014) y Torneo Apertura (2018). Lo curioso de sus títulos es que todos han sido contra equipos grandes del FPC, en 2008 venció al América de Cali a través de la tanda de penales, seis años después lograría hacerse con la Copa Colombia derrotando en el marcador global a Independiente Santa Fe y en 2018 nuevamente por la vía del penal consiguió triunfar ante Atlético Nacional en el Estadio Atanasio Girardot.

Foto: El Heraldo

Lamentablemente su paso por Junior tan solo duró dos meses y medio y manifestó que no siente desazón por no haber logrado cosas con la escuadra barranquillera. “Yo fui con la idea de hacerlo, pero en Junior no me dejaron trabajar, por eso hoy tengo una alegría de tenerlo con el Deportes Tolima”.

Otro suceso similar fue el de Alexis Mendoza, campeón de Copa Colombia con Junior en el año 2015. En su momento, el estratega barranquillero afirmó que la decisión vino por parte de las directivas y que en ningún momento pensó en renunciar puesto que Junior se encontraba en la 3ra posición con 23 puntos y un existían posibilidades en la Copa Libertadores. Por otra parte, deja mucho que pensar la forma en que fue despedido Alexis Mendoza debido a que se enteró gracias al gerente del club, Héctor Fabio Báez.

Foto: RCN

En el tercer capítulo, llega el caso Luis Fernando Suárez. Un proyecto ‘prometedor’ que tan solo permaneció en pie cuatro meses y doce días. Cabe resaltar que Suárez tiene cierto grado de culpa en el rendimiento del equipo, sin embargo, el mal momento de Junior radica en el paupérrimo nivel de sus jugadores y de otros factores que influyeron directamente en el equipo.

También le interesaría leer…

La era Luis Fernando Suárez comenzó con la consecución de la Superliga ante Deportes Tolima, el equipo mostraba buen juego y buen fútbol, a pesar de ello, la falta de gol seguía siendo evidente, tanto así que en la vuelta el equipo propuso múltiples opciones hasta que en la última jugada se pudo empatar el encuentro y posterior a esto, consagrarse en la tanda de penales.

En el inicio del campeonato nacional Junior deleitaba a la afición rojiblanca, jugadores como Marlon Piedrahita, Gabriel Fuentes, Fabián Sambueza, Víctor Cantillo, Luis Díaz y Teófilo Gutiérrez exhibían un nivel superlativo, dichos jugadores eran determinantes e influían de manera directa en los resultados positivos del equipo; Piedrahita tenía como arma principal la media distancia, además de esto, cumplía perfectamente su rol como carrilero cuando se le ocupaba; Fuentes, que a pesar de no tener la misma capacidad goleadora de Piedrahita, llevaba a cabo buenos despliegues ofensivos por zona izquierda; Sambueza, el encargado de llevar los hilos conductores en el mediocampo y gracias a su lectura de juego contaba con diversas llegadas a gol; Cantillo cumplía una doble función, sacar al equipo y posterior a esto filtraba balones cruciales para la generación de juego; Díaz a partir de su regate y velocidad marcaba diferencia en el último cuarto de cancha; por último, Teófilo proponía constantemente paredes a los mediocampistas que llegaban al área.

El declive de Junior comienza en la Copa Libertadores, las derrotas contra Palmeiras y San Lorenzo respectivamente poseen un factor en común, la expulsión de una ficha clave en el esquema de Luis Fernando Suárez. La expulsión de Teófilo Gutiérrez en la primera fecha y de Gabriel Fuentes en la segunda, son hechos precisos que condicionaron el trámite del juego y por consiguiente los resultados. Después de dichos resultados, el rendimiento de Junior dentro del campo cambió radicalmente, el nerviosismo y la inseguridad prevalecían en los jugadores, razón por la cual su nivel empezó a reducirse con el pasar de las fechas; los laterales ya no se proyectaban con la misma seguridad y gallardía, la nueva versión de Sambueza fue desapareciendo y con ella su carácter resolutivo, Matías Fernández no marcó diferencia, Luis Díaz después de la convocatoria a la Selección Colombia perdió la determinación demostrada en fechas anteriores y Teófilo Gutiérrez desaparecía constantemente del campo de juego.

Reitero una vez más que sin duda alguna Luis Fernando Suárez cometió errores que costaron su salida, sin embargo, el pésimo estado de forma de algunos jugadores y la poca paciencia por parte de las directivas para respaldar un proceso a largo plazo son elementos que hoy por hoy justifican el mal momento del conjunto tiburón.

Ahora, por novena vez en su carrera, Julio Avelino Comesaña estará al mando de las riendas en el equipo atlanticense.

Comparte este contenido