Once Caldas dejó “blanco blanco” al Bucaramanga

En la ciudad de Manizales, el Once Caldas venció comodamente al Atlético Bucaramanga y se acerca al grupo de los ocho primeros de la Liga Águila.

Desde el vamos, el local fue más

Con el apoyo de sus aficionados que en un número importante llegaron a las graderías del Estadio Palogrande, los de casa empezaron mejor el partido, volcaron el juego al arco rival y el primer gol podía llegar en cualquier momento.

Y así fue, cuando apenas se jugaban 8 minutos, Once Caldas tuvo en un centro el primer gol del partido. Javier Reina asistió a Mender García que en el área le ganó en el aire a Camilo Mancilla y, de cabeza, venció con facilidad al arquero Vargas que no pudo hacer mucho. El remate fue muy cerca de la línea de gol y el “blanco blanco” empezó a celebrar en una tarde-noche muy amena para ellos, una pesadilla para los de Santander.

Sin mucho más, el primer tiempo pasó sin nada para destacar

Once Caldas siguió controlando el balón, tuvo un par de oportunidades más, una de ellas muy clara que el arquero rival desvió, fue un remate desde media distancia que junto al gol, fue lo más destacable de los primeros 45 minutos.

Atlético Bucaramanga no despertó en los minutos que vinieron tras el gol, tal vez se estaban guardando las energías para el segundo tiempo aunque esto fue, para lamento de la hinchada “Leoparda”, una suposición que no se hizo realidad.

El glorioso Once Caldas

No sé si saben que al equipo de la capital del departamento de Caldas lo llaman el glorioso, de ahí surge la historia de porque el nombre con el que se le conoce al Cúcuta Deportivo pero bueno, esa es una historia para otro día.

Aquí lo que importa es que los dirigidos por Hubert Bodhert le hicieron honor a su apelativo y hoy demostraron un juego vistoso, rápido, eficiente y, sobretodo, muy seguro en todo el partido.

Contuvieron perfectamente a un equipo que, si bien no tienen grandes figuras, en el mediocampo sus dos mejores jugadores se hacen notar. El técnico local supo planear muy bien eso y los suyos dominaron la mitad del campo evitando el avance rival y generando unos contraataques muy peligrosos que darían dividendos en la segunda parte.

Una manita que ayudó a ampliar el marcador

A los 57 minutos, en uno de estos contraataques, el Once Caldas encontró por la banda izquierda muchos espacios que la lentitud de la defensa rival dio.

Sebastián Guzmán remataría a portería tras una gran corrida, el balón rebotó en el poste y golpeó la mano de un Johan Carbonero que, sin querer, le pegó con la mano al balón y lo envió al fondo de la red.

Ni el árbitro central ni el juez de línea se percataron de este imcumplimiento a la norma y así el marcador se puso 2 – 0 a favor de los locales.

Pesadilla Leoparda

Cuando el Atlético Bucaramanga apenas se estaba recuperando del segundo tanto, llegó a los 61 minutos el lapidario 3 – 0 que terminó con cualquier esperanza que los de la ciudad bonita aún guardaban.

Los “Leopardos” tuvieron ciertamente un muy mal juego. No llegaron con claridad al arco contrario, sus dos figuras Sherman Cárdenas y John Pérez no se sintieron en el juego y nuevamente la derrota llegó a un equipo que ha tenido un año para el olvido y que, de no ser por las buenas campañas del año inmediatamente anterior, estaría peleando la permanencia en la primera división.

Falta poco y hay mucho en juego para Once Caldas

Los de Santander ya están practicamente eliminados. Para poder clasificar necesitarían un milagro más grande que el que se le dio para quedarse en la primera division en el pasado año 2018.

Por su parte Once Caldas si sueña con clasificarar a la siguiente fase y tanto cuerpo técnico como jugadores trabajar para lograr este objetivo.

Con la victoria de hoy han quedado a un punto del octavo que es Independiente Santa Fe y a falta de 4 fechas todo puede pasar. En Manizales esperan que este todo sea la clasificación de su equipo y, por qué no, una soñada final.

En La Hora del FPC les seguiremos informando de lo que pasa, no solo con estos dos equipos sino con los 18 restantes de nuestra Liga Águila. Se espera que estas últimas fechas sean muy apasionantes tanto para los que están arriba como para aquellos que no quieres perder la categoría.

Comparte este contenido