• Inicio
  • Liga BetPlay
  • Los 70 años de la Dimayor, un homenaje al fútbol colombiano
  • Los 70 años de la Dimayor, un homenaje al fútbol colombiano

    El pasado 26 de junio, la DIMAYOR cumplió 70 años, tiempo en el que sucedieron alegrías, anécdotas, […]

    Daniel Chalela
    En esta nota:
  • Liga BetPlay
  • El pasado 26 de junio, la DIMAYOR cumplió 70 años, tiempo en el que sucedieron alegrías, anécdotas, tristezas, y sobre todo una grande cuando en 1989, el árbitro Álvaro Ortega, después de un partido entre Deportivo Independiente Medellín y América de Cali fuese asesinado, hecho que canceló el torneo en su totalidad. Por esta razón, La Hora del FPC quiere hacer un recuento de los datos históricos que han dejado las siete décadas de profesionalismo hasta el día de hoy.

    Antes que nada, vale la pena empezar hablando sobre la DIMAYOR. La División Mayor del Fútbol Colombiano fue fundada el 26 de junio de 1948 en Barranquilla. Esta entidad se encarga de ser el ente rector de cinco torneos profesionales. Liga Águila, Torneo Águila, Copa Águila, Superliga de Colombia y recientemente la inclusión de la Liga Águila Femenina en la categoría A y B.

    También, cabe resaltar los nombres de los presidentes de la DIMAYOR desde el inicio de ella en 1948, hasta la actualidad, en donde una mujer tuvo protagonismo por un mes, de junio a julio.

    • Humberto Salcedo (1948-1949)
    • Germán Ocampo (1949-1950)
    • Arturo García (1951-1955)
    • José Chalela Chalela (1956-1976)
    • Rafael McCausland (1977)
    • Alfonso Senior Quevedo (1977)
    • Joaquín Lozada (1977-1980)
    • Jaime Castro (1981-1982)
    • León Londoño Tamayo (1983-1988)
    • Alex Gorayeb (1989-1990)
    • Jorge Correa Pastrana (1990-2002)
    • Luis Bedoya (2002-2006)
    • Ramón Jesurún (2006-2015)
    • Jorge Perdomo (2015-2018)
    • Claudia Guerrero (2018 – 31 de julio)
    • Jorge Enrique Vélez (31 de julio 2018 – presente)
    Fútbol como artefacto de distracción

    El balompié en Colombia, además de un gran deporte con mucha acogida, sirve como mecanismo para que el pueblo colombiano olvide coyunturas negativas del país y tal vez así fue como inició la competencia en 1948. El 9 de abril en ese mismo año, Jorge Eliécer Gaitán, político liberal que tenía mucha fuerza porque se esperaba un gran cambio para la nación fue asesinado y este hecho desató la Violencia en toda Colombia. A raíz de esta problemática, el fútbol se convirtió en un gran instrumento de distracción. A partir de lo que conocemos como El Bogotazo, empezaron las conversaciones para que patear un balón fuera un deporte. Dos meses después, se creó el ente mayor del Fútbol Profesional Colombiano e inició una pasión que sirvió para olvidar ese acontecimiento que buscaba un nuevo rumbo para el país.

    Además, esta no fue la primera vez que este deporte sirvió como distractor de la política. En la Toma del Palacio de Justicia por el M-19, Colombia contó con la suerte de que el 6 de noviembre de 1985, iniciaban los cuadrangulares y Millonarios enfrentaba a Unión Magdalena en el Estadio Nemesio Camacho “El Campín”. Noemí Sanín, quien era en ese entonces ministra de comunicaciones en la presidencia del recién fallecido Belisario Betancur ordenó a Yamid Amat que dejara de transmitir lo que estaba sucediendo en el Centro de Bogotá y que en todos los televisores transmitiera el partido entre capitalinos y samarios. Yamid se opuso, pero finalmente cedió a lo que Sanín pidió. De esa manera, el derecho a saber qué estaba sucediendo en el país fue relegado al fútbol.

    El comienzo del furor futbolero en Colombia, una enfermedad llamada fútbol

    La categoría A, desde su profesionalismo en 1948 se ha disputado durante 69 años. Sin embargo, el torneo en 1989 debió ser cancelado por el asesinato del árbitro Álvaro Ortega. Posteriormente, la decisión del presidente de la DIMAYOR, Alex Gorayeb fue anular la continuidad de la Liga. En general, Atlético Nacional es considerado el equipo con más títulos ligueros, en tanto que ha cosechado hasta la actualidad 16 copas.

    Santa Fe, Millonarios y Atlético Nacional han participado en todos los certámenes desde 1948 en la Primera División.

    Previamente existían escuadras que nunca habían descendido a la Categoría Primera B, sin embargo, estos clubes desaparecieron por fallas económicas. Por ejemplo, Club Universidad Nacional de Colombia, Sporting de Barranquilla, Deportivo Samarios, Deportivo Barranquilla, Huracán Fútbol Club de Medellín, Oro Negro y Boca Juniors de Cali. Sin embargo, el Once Deportivo y Deportes Caldas de Manizales se unieron para formar en 1961 al Once Caldas. De la misma manera, el Atlético Municipal desapareció en 1950 y de ahí en adelante, Atlético Nacional tomó esa plaza.

    Los equipos desaparecidos

    Club Universidad Nacional fue un club de fútbol de la ciudad de Bogotá. Fue fundado en 1948 y jugó hasta 1952. Previamente, fueron diez equipos que disputaron la Liga en 1948 y ellos fueron unos de los históricos 10. De hecho, el primer partido celebrado en este certamen fue frente al Atlético Municipal en el que los antioqueños ganaron por 2-0. Posteriormente, desaparece en 1952.

    Sporting Club de Barranquilla fue un club formado en 1950 hasta 1953 y después, de 1988 a 1991. Sus malos resultados en los tres torneos que disputó en donde la mejor casilla que obtuvo fue la séptima, desapareció. Lo siguiente fue su vuelta en 1988 donde le dio experiencia a la Primera División con Miguel Calero y Faryd Mondragón y el argentino Daniel Tílger.

    Deportivo Samarios fue fundado el 10 de marzo de 1951, se convirtió en la primera institución futbolera de Santa Marta. Aunque no registró una continuidad más allá de ese año, mantiene el récord histórico de la mayor goleada en Colombia. Por esta razón, un 12-1 sobre la Universidad Nacional es mantenido como un logro futbolístico del país. Después, fue refundado bajo el nombre de Unión Magdalena.

    Deportivo Barranquilla fue fundado en 1949 y jugó sólo ese certamen como profesional. En primera instancia, tomó el lugar del Atlético Junior que no disputó el segundo campeonato. Sin embargo, los “tiburones” regresaron y Deportivo Barranquilla desapareció por malos resultados.

    Otros clubes desaparecidos

    Huracán Fútbol Club de Medellín fue fundado el 1 de mayo de 1949. Como resultado de sus negativos marcadores, nunca pudo superar los últimos lugares. Sin duda alguna, perder 10-2 frente a Santa Fe en su debut no era bueno, y un empate 6-6 habla mucho de lo forzoso que estuvo ese encuentro contra América. Por esta razón, esta paridad es histórica en el fútbol colombiano hasta el momento.

    Club Deportivo Oro Negro de Barrancabermeja, fue fundado en 1971 y sólo disputó ese año. A pesar de que fue fundado para competir, su participación se debe a la dura situación económica de Independiente Medellín. Por esta razón, la ficha deportiva es cedida al Club Oro Negro. Posteriormente y un año después, esa situación se solucionaría y la ficha vuelve al conjunto paisa. Como resultado, el cuadro santandereano sale del profesionalismo.

    Boca Juniors de Cali fue uno de los grandes equipos en la época del “Dorado” colombiano. Por esta razón se convirtió en el rival directo de Millonarios en la época. Después, en 1957 deja el profesionalismo cuando cedió su ficha al Deportivo Cali. Previamente, habían sido dos veces subcampeones, las dos superadas por los “Embajadores”. También, se le recuerda por haber ganado la primera edición de la Copa Colombia en 1951.

    1948, Independiente Santa Fe primer campeón

    Así las cosas, todo estaba listo para que iniciara el torneo con diez equipos de los cuales algunos todavía se mantienen vigentes en la actualidad. En el departamento de Antioquia, los clubes se concentraron en Medellín con Atlético Municipal (hoy en día Atlético Nacional) y Deportivo Independiente Medellín. Valle del Cauca contó con dos equipos históricos como América de Cali y Deportivo Cali. Cundinamarca tuvo como representantes a Independiente Santa Fe, Universidad Nacional y Millonarios. Atlético Junior de Barranquilla participó representando al Atlántico y Caldas tuvo dos cuadros que se unieron posteriormente para formar el Once Caldas, como Deportes Caldas y Once Deportivo.

    El sistema del campeonato era de cotejos de ida y vuelta, de todos contra todos y quien mayor puntaje obtuviera era el campeón. Los estadios utilizados fueron: Romelio Martínez de Barranquilla; Palo Grande de Manizalez; Pascual Guerrero de Cali; El Campín de Bogotá; Hipódromo San Fernando de Itagüí y Alberto Mora Mora de Pereira.

    El 15 de agosto se jugó el primer partido en Itagüí entre Atlético Municipal y Universidad Nacional victoria paisa dos goles por cero. A las 11:15 de la mañana, 15 minutos después del primer silbato inicial, el juez central, Elías Coll, padre del histórico Marcos Coll, decretó una pena máxima y Rafael Serna concretó para vencer al arquero costarricense Rafael Cardona. Corrían 38 minutos de juego cuando Carlos ‘Pájaro’ Rodríguez marcó el segundo tanto del torneo. A las 11:41 Rafael Serna marcó el tercero pero fue anulado, convirtiéndose en la primera anotación anulada.

    En esa jornada inaugural, se sancionaron tres penas máximas, dos convertidos y uno desperdiciado. Dimas Gómez marcó la de su equipo, América cuando le ganaron cuatro goles por cero a Deportivo Independiente Medellín. Rafael Serna convirtió con Atlético Municipal y Jesús María Lires López, jugador argentino de Santa Fe, desperdició la oportunidad contra Deportes Caldas en juego que terminó en igualdad a un gol.

    Durante ese año, apareció un total de 25 jugadores extranjeros: Máximo Lobatón, peruano; Marco Izaguirre, ecuatoriano; Manuel Spagnuolo, Ricardo ‘Tanque’ Ruíz y Moisés Emilio Reuben, argentinos, del Deportivo Cali; Ángel Insagaray y Alcides Aguilera, uruguayos; Tomás Aves, Alfredo Castillo y Pedro Cabillón, argentinos, de Millonarios; Fausto Molina, peruano; Carlos Alume, ecuatoriano de Once Deportivo; Alberto Kersul y Roberto Martino, argentinos; Alberto Saldías y Mario Garrido, chilenos; Luis A. Silva, uruguayo, del Deportes Caldas; Lorenzo ‘Cristo’ Delli, Jesús María ‘Gallego’ Lires López y Germán Antón ‘Cabecita de oro’, argentinos de Independiente Santa Fe; Rafael Cardona, Carlos ‘Chale’ Silva, Carlos A. ‘Ruicillo’ Ruíz y Leonel Bossa, costarricenses, y César Marriaga, español, de Universidad Nacional.

    1948 fue un año en el que había escasos clubes con jugadores colombianos, entre ellos, Atlético Junior, Atlético Municipal y América de Cali. Independiente Santa Fe demostró ser el mejor para la alegría del pueblo bogotano, dado que aunque el caudillo Jorge Eliécer Gaitán falleció, el triunfo fue bogotano. Por su parte, Atlético Junior fue el subcampeón con 23 unidades, cuatro puntos menos que el campeón

    Santa Fe tuvo una nómina conformada por el arquero, Julio ‘Chonto’ Gaviria, Óscar ‘Loco’ Bernau, Hernando ‘Tigre’ Moyano, Luis Vásquez, Alberto Guardiola, Jesús Fiscó, Lorenzo ‘Cristo’ Delli, Julio Samudio, Gabriel Pineda, Antonio Julio De La Hoz, Miguel Talero, Luis Alberto ‘Mono’ Rubio, Jesús María ‘Gallego’ Lires López, Hermenegildo Germán ‘Cabecita de oro’ Antón, Carlos ‘Panameño’ Sánchez y Roberto ‘Canoíta’ Prieto.

    Santa Fe 1948

    Julio ‘Chonto’ Gaviria, arquero del campeón le cobraron siete penas máximas. El único que le anotó fue Moisés Emilio Reuben, del Deportivo Cali y el jugador más veterano con 38 años. Gaviria le atajó a Lancaster de León (Junior), Dimas Gómez (América), Abraham Restrepo (Once Deportivo), Carlos Arango (Deportes Caldas), Alcides Aguilera (Millonarios) y Hernán Umaña de la Universidad Nacional.

    Década dorada para Millonarios

    A partir de 1949, en Argentina la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), no reconocía a un gremio de jugadores, por ello, algunos equipos y futbolistas en el entorno de las instituciones entraron en huelga contra la Federación. Los jugadores exigían un sueldo mínimo y libertad de contratación. Sin embargo, esas exigencias no fueron exitosas y muchos futbolistas tuvieron que emigrar. Por esta razón, esas protestas sonaron en Colombia donde Millonarios en particular, aprovechó para llevarse a Adolfo Pedernera, figura en la década del 40 y junto a él llegaron Alfredo Di Stéfano y Néstor Rossi, jugadores de gran calidad futbolística para conquistar Colombia quedando campeones en 1949, 1951, 1952 y 1953.

    Además de los argentinos, Ismael Soria, jugador peruano repercutió mucho en la historia ‘embajadora’.  Pues, el conjunto azul llevaba 10 partidos marcando cinco goles. Con respecto a ello, los jugadores pactaron que si llegaban a esa suma, cesarían de buscar otro gol. No obstante, en un clásico, iban 5-3 e Ismael Soria se enteró que quien anotara el último gol, se ganaría un sombrero, algo típico en su país. El partido finalizó 6-3 con gol de Soria, en el camerino querían matarlo, pero recibió su tan anhelado sombrero. Mientras tanto, su rival, Santa Fe marcó 10 goles en dos juegos ante Huracán de Medellín, 10-2 y a Deportivo Pereira 10-3.

    Después del segundo torneo, Millonarios se perfilaba para ser campeón consecutivo. Deportes Caldas terminó dando la sorpresa al ser el campeón con 20 partidos ganados, cinco empatados y cinco perdidos, campeón sorpresivo con 65 puntos, cinco más que su escolta, Millonarios. El torneo dejó cosas importantes como el empate más alto de la historia y que hasta hoy en día sigue siendo el más alto con una igualdad a seis goles entre Huracán y América, el primero de julio. A partir de esa fecha, fue un festival de grandes datos como que el 16 de julio, Millonarios perdió contra Atlético Municipal a falta de cuatro minutos para finalizar el encuentro, Pini acosado por Bossa, envió la pelota al córner que cobró el mismo puntero izquierdo. Solano tomó la pleota, impactó y la esférica pegó en el árbitro Mr. Pounder e ingresó al pórtico. Esto acaparo discusiones que finalmente le dieron el gol a Solano.

    Además de ello, el 23 de julio, Municipal enfrentó a Medellín. El ‘Poderoso’ no se presentó por unos temas de falta de dinero y decían que jugar el partido era afectar el buen andar que tenían en el torneo. Por ello, el juez Mr. Isom, recibió de parte del delegado de Municipal la planilla diligenciada. Jaime ‘Pirldorita’ Cardona sacó desde el centro y anotó el gol con el que la Dimayor decretó el triunfo de Municipal, al igual que los puntos.

    En cuanto a los goles olímpicos, en 1950 llegaron los primeros tantos por esa vía. Juan Olivera, argentino de Once Deportivo, venció a su compatriota José Cayetano Frascione del Bucaramanga, el 9 de abril. El segundo fue anotado por Arturo Palomino del cuadro bumangués el 16 de abril, marcándole el tanto a Orlando Gutiérrez de Huracán de Medelín, Juan Bautista, de Boca Juniors de Cali  le convirtió a Jorge ‘Cholo’ Rodríguez de la Universidad Nacional el 26 de agosto.

    El año siguiente, Millonarios repitió campeonato con 19 partidos sin caer de visitante y año en el que se dio la mayor victoria histórica. Deportivo Samarios, que ahora es Unión Magdalena goleó 12-1 a Universidad Nacional.

    Millonarios dorado

    Durante ese bicampeonato del club azul, estuvieron presentes 18 países en uno solo, a causa de que participaron 440 jugadores de 18 naciones. 153 colombianos, 133 argentinos, 49 peruanos, 28 uruguayos, 24 paraguayos, 18 húngaros, trece costarricenses, nueve brasileños, dos ingleses, dos chilenos, dos ecuatorianos, un panameño, un italiano, un español, un checo, un rumano, un yugoslavo y un austriaco.

    El 3 de septiembre de 1952, Samarios enfrentó a Bucaramanga. Los dos equipos saltaron a la cancha, pero la visita se negó a jugar porque no le pagaron la participación reglamentaria de $1500, puesto que el rumano Alejandro Negrescu había embargado la taquilla. La Dimayor juzgó ese acto como una falta de lealtad, dándole los puntos y el resultado de un gol por cero al conjunto de Santa Marta.

    Julio Cozzi fue el primer arquero en anotar un gol cuando Millonarios obtuvo el tricampeonato en el 52. La primera conquista fue por la vía del penal ante Deportivo Cali el 19 de octubre.

    A finales de 1952, problemas económicos de los equipos antioqueños Medellín y Huracán hicieron que dejaran el campeonato, Deportes Caldas y Once Deportivo también se apartaron de la Liga.

    En 1951, Atlético Nacional tomó la ficha de Atlético Municipal y dos años después, el cuadro verde paisa sumó en sus filas al primer extranjero, Atilio Miotti. Además, para el club este año fue importante porque el Atanasio Girardot arropó al equipo. Rodrigo Ospina marcó el primer gol en ese recinto deportivo en un cuadrangular amistoso. Lo que no fue amistoso fue el comportamiento de Santa Fe contra Quindío en Armenia donde por falta de los carnés de los jugadores, el cuadro capitalino pidió que se jugara de manera externa al torneo colombiano. Los locales ganaron y la Dimayor ratificó el marcador otorgándole los puntos a la institución de Armenia.

    Para 1954, Atlético Nacional quedó campeón con una gran factura goleadora de su delantero Carlos Alberto Gambina quien fue el artillero del campeonato y en su debut el 4 de abril le marcó cinco goles a Unión Magdalena, quien tomó la ficha de Samarios certificando también una goleada histórica de Nacional que sigue vigente con un marcador de 8-3.

    Aunque hubo un campeón, fue un torneo que tuvo muchas irregularidades en donde no se disputaron once juegos, sin embargo, la Dimayor decidió otorgarles los puntos a algunos equipos y a otros no. No se cumplió rigurosamente lo estipulado en el campeonato, en un certamen en el que América jugó en Palmira, porque la gente se retiró del Pascual Guerrero.

    El 22 de febrero de 1954 jugaron Atlético Quindío contra Palestino de Chile en el Estadio San José de Armenia. Elger Paolo Alarcón, conocido por su potente remate disparó al pórtico rival y al impactar en el travesaño, el arco fue derribado. El arco fue reparado y el partido continuó.

    Un año después, Atlético Nacional peleó a mano a mano el título con su rival Deportivo Independiente Medellín pero fue el equipo rojo quien se llevó el campeonato con 44 puntos. Este título paisa dejó datos importantes como la segunda vez en la que Millonarios recibió seis goles ante el campeón. Por su parte, el Deportivo Cali vivió una de las peores campañas de toda su historia en la parte económica y deportiva, jugando 27 partidos sin victorias entre el 2 de mayo de 1954 y el 31 de julio de 1955.

    Medellín tenía a sus servicios a Efraín ‘Caimán’ Sánchez, arquero por muchos años de la selección Colombia. Sánchez disputó todos los partidos con el club paisa y fue el arco menos vencido con 24 tantos en contra, no quisiera imaginarme cuál fue el arco más vencido si el de menos goles en contra fue de 24.

    1956 fue un año histórico para el fútbol colombiano, puesto que Deportes Quindío quedó campeón. El conjunto ‘cuyabro’ tuvo un excelente año que vino desde temporadas pasadas, manteniendo un invicto de 24 jornadas sin perder, entre el 26 de septiembre de 1954 y el 19 de agosto de 1956, siendo este su mejor registro.

    Para ese torneo, Roberto Sper, comerciante barranquillero, consiguió un cupo para un nuevo equipo del Atlántico. Tras una reunión con la Dimayor, Libertad de Barranquilla disputó el torneo quedando octavo.

    Deportivo Independiente Medellín consiguió el bicampeonato el siguiente año donde logró una goleada importante ante Independiente Santa Fe, siendo también uno de los partidos con más goles cuando se impuso 9-5 con tres goles del goleador argentino, José Vicente Grecco. Además, Grecco hizo una de las mejores duplas en un torneo con su compañero Jaime ‘Manco’ Gutiérrez, el gaucho marcó 30, mientras que el colombiano 23.

    Este fue uno de los torneos más desordenados en donde se disputaron 22 partidos con formato de ida y vuelta y clasificaron ocho de los 12 equipos por el campeonato. Una moneda que jugó como ente de desempate hizo que Cúcuta enfrentara a Medellín en la final. Los paisas consiguieron su título venciendo a los norte santandereanos cuatro por tres de visitante y de local, cuatro por cero. El subcampeonato se definió entre otra serie de cucuteños y tolimenses, donde los oriundos de Ibagué perdieron tres por dos de visita y de local ganaron dos goles por cero para quedarse con el segundo lugar.

    Para este torneo, Deportivo Independiente Medellín, vigente campeón se retiró del torneo por problemas económicos. De igual manera, Unión Magdalena se retiró nuevamente del campeonato también por problemas económicos. Por su parte Boca Juniors dejó de existir después de nueve torneos con un total de 239 partidos disputados, los cuales triunfó en 119 ocasiones, igualó 51 y perdió 69 compromisos, anotando 526 tantos y 406 en contra. Además, alcanzó un total de 289 puntos. Su máximo artillero fue Alejandrino Genes, con 82 anotaciones.

    En ese año en el que Independiente Santa Fe consiguió su segundo título, en el Bucaramanga jugaba Orlando ‘Choclo’ Martínez, recordado por marcar tres auto goles en un partido. Tanta era su fama que su compañero Miguel ‘Loco’ Zazzini en los tiros de esquina gritaba “¡Marquen al ‘Choclo’, marquen al ‘Choclo’!

    Dominio azul e inesperado campeón en la siguiente década

    Los datos más importantes que dejó este torneo pasaron por José Francisco Lombardo, quien sacó campeón al Quindío años anteriores como Director Técnico. Pues en un juego entre su equipo y Millonarios, el árbitro designado no se presentó al cotejo, por lo cual, determinaron que Lombardo oficiara como juez. Quindío venció un gol por cero a Millonarios.

    El 21 de junio, Deportes Tolima se presentó dos horas más tarde de lo estipulado para jugar el partido, por lo cual, Pedro Julio Sánchez, árbitro central del juego lo canceló y la Dimayor le otorgó los puntos al Quindío.

    Posterior a ello, el 5 de julio se presentó la máxima goleada paisa, Nacional venció a Medellín siete goles por dos. Millonarios, al ser campeón, fue invitado a disputar la ‘Copa de Campeones’, o lo que ahora conocemos como la Copa Libertadores de América.

    Independiente Santa Fe, dos años después de conseguir su segundo título, conseguiría su tercero en 1960. Con Julio Tócker en el mando, convirtió a un equipo colombiano en un excelente equipo de la mano de Alberto Perazzo, quien debutó anotando cuatro goles en la victoria seis por tres ante el Deportes Tolima en la primera fecha el 27 de marzo. Osvaldo Panzutto hizo lo mismo que su compañero Perazzo contra el Deportivo Pereira, cinco goles por dos terminó ese juego con cuatro tantos de Panzutto.

    El escolta de Santa Fe fue el América quien ocupó el último lugar en el 58 y en el 59. Por ello, se especulaba la vuelta de Boca Juniors con el estratega Adolfo Pedernera, de hecho ya tenía listo eso. Sin embargo, dirigentes del cuadro americano hablaron con la Dimayor y José Chalela, Presidente en el momento, apoyó el proyecto del América por los esfuerzos de los dirigentes por mantener la institución. La idea de que el club boquense volviera se esfumó poco a poco.

    Adolfo Pedernera fue sancionado por una suma de 600 pesos y 10 fechas de suspesión por agredir a un árbitro paraguayo de nombre Helio Reynal.

    El campeón jugó frente al Pereira el 25 de septiembre de 1960. El cuadro risaraldense ganaba cuatro goles por cero, pero el equipo rojo rugió para empatar y en menos de 24 minutos logró emparejar las cosas. Este fue uno de los 19 juegos en los que Deportivo Pereira no pudo triunfar, una racha que duró desde el 17 de julio hasta el 6 de noviembre.

    Nuevamente, Millonarios fue campeón después de que Santa Fe lo hiciera. Este torneo contó con grandes jugadores en el cuadro ‘albiazul’ como lo fue Delio ‘Maravilla’ Gamboa, por lo cual el título se convirtió en una maravilla para el club.

    Lo primero para destacar es que Once Caldas tomó la ficha del Unión Magdalena, equipo que renunció al torneo de ese año. Los manizaleños obtuvieron la séptima plaza en el torneo.

    El 2 de julio debutó Delio Gamboa enfrentando al Cúcuta Deportivo. El 16 de ese mismo mes, marcaría por doble partida al Quindío en un juego que terminó seis goles por cero para los capitalinos. Millonarios fue el campeón pero en el torneo no logró obtener el título invicto, pues perdió en la segunda vuelta ante el Cúcuta un gol por cero. Una racha de 16 fechas finalizaba el 10 de septiembre, una historia que había iniciado el 4 de junio cuando le ganaron al Medellín 2-1.

    Millonarios repitió título en 1962 con un excelente torneo en el que se dio el lujo de poner su equipo suplente en la competencia internacional frente a Olimpia. Además, quedó campeón tres fechas antes sacándole una buena diferencia al Deportivo Cali. Un cuadro ‘azucarero’ que logró superar su cuota goleadora y estableció un marcador histórico de nueve goles por cero al Deportivo Pereira el 3 de junio.

    Delio Gamboa no solo era una maravilla en el terreno de juego, sino que también lo tuvo que ser en el arco. El 22 de septiembre, Millonarios enfrentó al Once Caldas correspondiente a la jornada del 19 de agosto. Pablo Centurión fue expulsado del arco azul y Delio se puso la camisa del golero. Infortunadamente, el tiro libre posterior, terminó al fondo de las redes.

    Recién hablábamos del Once Caldas y no podemos dejar pasar que este equipo logró un invicto histórico de diez partidos consecutivos ganando como local de la mano de Francisco ‘Pacho’ Villegas. Entre el 10 de junio al 21 de octubre.

    Como raro, los ‘Embajadores’ comandaron este principio de año con un nuevo título y tercero consecutivo. Millonarios marcó 102 goles y tuvo un promedio goleador de 2.12 goles por partido. Alegría bogotana, pero tristeza también, aunque esta vez no por Millonarios, sino por Santa Fe. Julio Tócker sustituyó a Osvaldo Panzutto una tarde de lluvia en la que la pólvora del argentino también estuvo mojada. Al salir del terreno de juego, Panzutto se dirigió al estratega y le dijo “mala tarde, debe ser el tiempo”, a lo que Julio contestó “el tiempo que llevás jugando fútbol”.

    El fútbol en Colombia llevaba un buen tiempo en el que no tenía que ser solucionado por el escritorio, sin embargo, Tolima demandó un juego contra Medellín por actuación indebida de Ramón García. 2-0 fue el marcador a favor de los paisas, quienes terminaron perdiendo 1-0 por la inclusión en el pórtico del golero.

    Cúcuta Deportivo duró 32 fechas invicto como local. Desde el 29 de abril hasta el 7 de agosto de 1964 con la dirección del uruguayo, Juan Eduardo Hohberg. José Wilson Prates, jugador del Cúcuta fue secuestrado en octubre por cuatro hombres y dos mujeres en la casa del estratega. Luego fue liberado y desapareció del equipo. Sólo jugó siete partidos oficiales.

    1964 y nuevamente la alegría fue para Millonarios, sin embargo, la mala noticia fue en un amistoso contra River Plate que Gabriel Ochoa Uribe salió del club por haber alineado a un jugador (Marino ‘Pintuco’ Aguirre) sin autorización en el partido. Joao Avelino es contactado para reemplazar al doctor Ochoa Uribe, estuvo seis meses y luego Efraín Sánchez tomó las riendas del club. Contra Cúcuta, los de Norte de Santander comenzaron ganando pero Millonarios empató en el segundo tiempo. Ganó en su casa y logró sellar la novena estrella en su historia.

    Atlético Bucaramanga duró 32 fechas sin poder ganar desde el 18 de agosto hasta el 8 de diciembre de 1964. Sin duda alguna, fue preocupante para unos este torneo, para otros, como el campeón, claramente no lo fue.

    Deportivo Cali tuvo su oportunidad de ser campeón en 1965. El equipo valluno obtuvo 62 puntos, dos más que su escolta Atlético Nacional. Ganaron 27 juegos, empataron ocho y perdieron 13. Se jugaron 312 partidos y se anotaron 992 goles siendo Santa Fe el que más goles hizo con 99 en total, y el que más recibió fue el Cúcuta Deportivo con 102 goles en contra. El goleador fue Perfecto Rodríguez del Independiente Medellín con 38 goles.

    El torneo también acogió a José Luis López, un portero del Deportes Tolima que recibió varios goles tontos y decidió abandonar la nómina tolimense. También hubo una faceta violenta por parte de Alberto Castronovo agrediendo a Walter Musto, árbitro uruguayo y le cayó una dura sanción de todo el año.

    Atlético Bucaramanga ganó siete partidos entre el 7 de marzo y el 11 de abril, esta fue la primera vez que el cuadro bumangués lograra ganar esa cantidad de juegos.

    Uldarico Henao acabó el partido cuando Onofre Benítez marcó el gol después de tomar un rebote que pegó en el palo. Juan Eduardo Hohberg, técnico de Nacional arremetió contra Henao por no validar ese tanto. Este fue un gol recordado por ser fuera del tiempo regular y por la brutal agresión.

    Atlético Junior en 1965 volvió a manifestarse con la idea de volver a tener un equipo.

    Independiente Santa Fe volvió a hacerse con el título ganando su cuarto campeonato en la historia. Acumuló 66 puntos en todo el campeonato. El 22 de mayo, el cuadro capitalino enfrentó a Bucaramanga. Édgar Barona decretó un penal a los cuatro minutos de la segunda parte a favor de Santa Fe, después de que la pelota traspasara la raya del fondo. Debió ser tiro de esquina, pero el juez se apegó a su primera decisión. Los jugadores del Bucaramanga protestaron y decidieron pararse todos en el arco para impedir el cobro. Barona dio por terminado el juego y le dieron los puntos a Santa Fe.

    El 4 de septiembre de 1966 en Bogotá, Millonarios derrotó al Quindío por 4-2. Jorge Davino puso a ganar a Millonarios y en el transcurso del partido se sintió un temblor. La prensa tituló el partido “Davino hizo temblar al Quindío”.

    El despertar del Cali apareció de nuevo en 1967. Esta vez, el equipo del Valle del Cauca terminó el torneo con 73 puntos, ocho más que su escolta Millonarios que buscaba seguir siendo el mejor equipo de Colombia. El torneo dejó invictos del campeón de 510 minutos sin recibir goles gracias a José Rosendo Toledo, arquero del Cali. Además, mantuvieron un invicto de 34 fechas como local desde el 22 de mayo de 1966 al 30 de julio de 1967.

    Por su parte, Carlos Medrano, arquero del Quindío atajó ocho penales en la competencia y marcó un récord anti penal. El argentino evitó conquistas de:

    • Dante Lugo, Caldas 2 – Quindío 2
    • Walter Sossa y Alfonso Núñez, Cúcuta 2 – Quindío 2
    • Fernando Areán, Millonarios 1 – Quindío 0
    • Waltinho Quindío, 0 – Santa Fe 0
    • Alonso Botero, Caldas 1 – Quindío 2
    • Fernando Areán, Quindío 3 – Millonarios 2
    • Quarentinha, Junior 0 – Quindío 1

    Con esos grandes récords que dejó el campeonato del Cali, el torneo de 1968 fue histórico para el Unión Magdalena. Con 38 puntos, el cuadro samario logró poner su primera estrella en su camisa y hasta ahora, es la única que han conseguido.

    Unión Magdalena 1968

    Como datos curiosos, José ‘Chueco’ Herrera se alistaba para regresar a Buenos Aires y en el aeropuerto El Dorado se encontró a un directivo del Cúcuta que le ofreció contrato. Herrera no dudó, devolvió su tiquete y firmó por un año con el cuadro cucuteño.

    Eduardo Retat, jugador de Santa Fe recibió una patada de Osvaldo Pérez frente al Junior, una entrada que en tan solo 29 minutos, hacía incierto su futuro, produciéndole ruptura en su inserción tibial del ligamento cruzado posterior, además del desprendimiento del menisco interno.

    Deportivo Pereira hizo historia goleando al campeón el 8 de diciembre siete goles por cero.

    Garrincha, astro brasileño disputó un partido con el Atlético Junior en suelo barranquillero contra Santa Fe. El cuadro capitalino ganó 2-3 al equipo que gozó de la magia de Manoel Dos Santos.

    Época de poderío argentino, Osvaldo Zubeldía

    Aunque los datos nunca faltan, en este momento, nos centraremos a hablar concretamente de lo más importante de las siguientes décadas.

    Durante este tramo, Deportivo Cali logró tres títulos conseguidos en 1969, 1970 y 1974. Independiente Santa Fe, por su parte consiguió su quinta y sexta estrella en el 71 y 75. Millonarios llegó a su decimoprimera estrella cuando repitió título frente al Deportivo Cali en 1972, siendo característico que queda campeón después de Santa Fe y en 1978. Atlético Nacional empezó a marcar su historia con su tercer campeonato. En 1973 y en 1976. Un año después de ese tercer trofeo otorgado al equipo paisa, Atlético Junior consiguió su primer campeonato, al igual que América de Cali en 1979, donde iniciaba una excelente campaña del club caleño.

    Vale destacar que en ese periodo de tiempo, llegaron jugadores de talla mundial siendo productos colombianos como Willington Ortiz y Alejandro Brand en Millonarios, argentinos e ídolos de Santa Fe, quienes lograron obtener el último título del Siglo XX para el cuadro bogotano como Juan Carlos Sarnari y Carlos Alberto Pandolfi.

    Aparte de jugadores, el torneo contó con una gran revolución dentro de un banquillo técnico como lo fue Osvaldo Juan Zubeldía, creador de una camada de jugadores que se convirtieron en directores técnicos como Francisco Mautrana, Eduardo Retat, Hernán Darío Herrera, Pedro Sarmiento, Víctor Luna. Además del ‘Zurdo’ López o César Cueto de nacionalidad peruana. Con Zubeldía, Nacional logró el título en el 76, su tercero hasta el momento.

    Zubeldía

    Cali le siguió los pasos y trajo a Carlos Salvador Bilardo. Aunque no fue campeón, disputó la primera final de la Copa Libertadores para un club colombiano. Atlético Junior despertó y obtuvo dos campeonatos de la mano de Juan Ramón Verón quien oficiaba como jugador y técnico.

    Los 80´s, años de narcotráfico

    Décadas de alegrías pero emociones manchadas por el narcotráfico llevaron al América de Cali a ser uno de los mejores equipos del continente y a Atlético Nacional para conseguir la primera Copa Libertadores para un equipo colombiano en 1989, un año en el que no finalizó el fútbol profesional en Colombia porque Pablo Escobar mandó a matar a un árbitro llamado Álvaro Ortega, por ello, el torneo tuvo que ser cancelado.

    Álvaro Ortega

    Pablo Escobar y los Rodríguez Orejuela dominaron estos años con Nacional y América respectivamente. El cuadro caleño perdió tres finales de Libertadores, mientras que en la Liga local fue pentacampeón consecutivamente desde 1982 al 86, gracias a Gabriel Ochoa Uribe.

    América penta

    Osvaldo Zubeldía logró obtener su segundo título con Atlético Nacional en 1981 y José Varacka, técnico que falleció hace poco, alzó el segundo campeonato del Atlético Junior en 1980.

    Hablar de Atlético Nacional en Libertadores, vale la pena detenerse en que era casi toda la selección Colombia. Francisco Maturana alternó el cargo con el combinado nacional y el club paisa. Los jugadores se conocían completamente y dominaron el continente.

    Nacional 1989

    Por su parte, a Ochoa Uribe le prometieron un gran equipo con jugadores de gran nivel en Argentina como Ricardo ‘Tigre’ Gareca, Juan Manuel Battaglia, Gerardo González Aquino, Roberto Cabañas, Anthony ‘Pitufo’ de Ávila y Julio César Falcioni, un club que quedó enmarcado como leyenda. Durante esos años, solo Nacional y Millonarios lograron entrometerse en reinar en la década. Millonarios consiguió dos títulos en 1987 y 1988.

    La vergüenza bogotana

    Los años 90 fueron negativos para los cuadros bogotanos y continuó la superioridad de América y Nacional. El equipo paisa, de la mano de Hernán Darío Gómez, logró alzar en 1991 su quinta estrella, y Juan José Peláez en 1994, siguió escalando títulos. Gabriel Ochoa Uribe reapareció con América, al igual que Francisco Maturana en el conjunto caleño en 1992. Atlético Junior comenzó a hacer su historia con dos estrategas conocidos como Julio Avelino Comesaña que fue el orientador del tercer título en 1993 y el cuarto, dos años después, que lo obtuvo Carlos ‘Piscis’ Restrepo, quien posteriormente, tomó las riendas de las selecciones juveniles de Colombia. El club de Barranquilla contó con Iván Rene Valenciano y Carlos Valderrama. Deportivo Cali logró cortar la mala racha de 22 años sin alzar la copa en 1996 y 1998 con Miguel Calero, Víctor Bonilla, Mayer Candelo, Mario Alberto Yepes y Gerardo Bedoya, por nombrar algunos. Atlético Nacional con Luis Fernando Suárez venció en la final por la vía del penal al América en 1999, consiguiendo su séptimo título.

    Desastre bogotana en la llegada de los dos semestres

    El siglo XXI entró con muchos cambios y con el televisor como un ente que le quitó protagonismo a la radio. Sin duda alguna, esto también ayudó para que colombianos fueran a ligas más prestigiosas como lo fueron Fabián Vargas, Amaranto Perea, Juan Guillermo Cuadrado y otros más.

    Ahora bien, antes de los dos semestres, América fue bicampeón y al cambiar el sistema de juego, los ‘Diablos Rojos’ obtuvieron el tercer título consecutivo en 2002. Deportivo Independiente Medellín consiguió su tercera estrella tras 45 años de espera. 2003 fue un año sorpresivo en el que el Once Caldas quedó campeón en el Apertura, 50 años después y el Deportes Tolima el Finalización, después de tres veces como subcampeón.

    Tolima 2003

    Once Caldas obtuvo la Copa Libertadores en el 2004, con un gran plantel comandado por Luis Fernando Montoya.

    Once Caldas 2004

    Mientras Medellín y Junior hacían lo propio en el rentado local. En el 2005, fue un año de clubes verdes, pues Atlético Nacional ganó el Apertura y Deportivo Cali el Finalización. Nacional también quedó campeón consecutivamente en 2007, América fue el último campeón de la década y fue un tramo en el que los bogotanos no tuvieron protagonismo, salvo La Equidad, un cuadro formado en 2002 que fue subcampeón en el segundo semestre de 2007. Además, Deportivo Pasto y Cúcuta Deportivo fueron campeones a lo largo de 2006 y Boyacá Chicó en 2008.

    Pasto 2006
    Cúcuta 2007
    Chicó 2008

    Romper la sequía capitalina

    No cabe duda de que los últimos tiempos tienen una marcada hegemonía del Atlético Nacional. Con Juan Carlos Osorio o Reinaldo Rueda lo ganaron todo. Además de seis títulos en esta década, sumaron la Copa Libertadores en 2016.

    Nacional 2016

    También se evidencia el retorno de los campeones bogotanos. Tres títulos para Santa Fe en 2012, 2014 y 2016 y una Copa Sudamericana en 2015.

    Santa Fe 2015

    Dos estrellas para Millonarios en 2012 y 2017. Con ellos, la gloria para Once Caldas (2010-II) Cali (2015-I), Medellín (2016-I), Deportes Tolima  (2018-I) y el campeón vigente Atlético Junior.

    Tolima 2018
    Junior campeón AS

    En 2017, a pedido de las propias jugadoras de la Selección Colombia Femenina, la Dimayor creó la primera Liga Femenina. Entre las desorganizaciones y las injusticias contra las mujeres, Independiente Santa Fe fue la campeona en el primer año.

    Leonas

    En 2018, Atlético Huila fue la campeona y además, la campeona de América, algo que ponía a soñar con una mejor Liga, pero poco a poco, unos hombres que no les interesa el fútbol femenino destruyen ese profesionalismo de la mujer.

    Huila campeón
    Huila EL TIempo

    En los Mundiales de 2014 y 2018 Colombia estuvo presente y fue protagonista. Los jugadores de renombre triunfan en Europa.

    La Hora del FPC se une a la celbración de los 70 años de nuestro fútbol.