Liga Águila | Bajo la lluvia, el Leopardo hizo respetar su casa

Foto: Luisa González
Foto: Luisa González

Con goles de Harold Gómez y Gabriel Gómez, el Leopardo venció a Millonarios y se metió al grupo de los ocho.

La noche lluviosa en la Ciudad Bonita de este sábado 29 de septiembre fue testigo del juego entre el Atlético Bucaramanga y Millonarios por la fecha 12 de la Liga Águila-II. En el Estadio Departamental Alfonso López se reunió una gran cantidad de público que muy expectantes esperaban el inicio del compromiso entre Leopardos y Embajadores.

Un ritmo bajo fue el persistente en el primer tiempo

El juego comenzó muy puntual a las 8:00 pm y ambos equipos no demoraron en mostrar su plan de juego. Los locales, que contaban con el regreso de Sherman Cárdenas centraron su juego en el movimiento del balón y hacer un avance en bloque controlando la esférica. Por su parte, los dirigidos por el argentino Miguel Ángel Russo hicieron hincapié en su juego físico y de fricción que busca cortar el juego y perjudicar el estilo de su rival de hoy.

Los primeros 30 minutos de juego no fueron muy emocionantes. El juego se cortó mucho por momentos y en el medio campo el balón transitaba sin encontrar un dueño claro que pudiera acercarse con intención de gol a los arcos custodiados hoy por James Aguirre Wuilker Fariñez.

El primer aviso de la visita fue por medio de un tiro de esquina cobrado por Eliser Quiñones que terminaría en un tiro de esquina (el arma mas importante de los capitalinos en los primeros 45 minutos).

Con un juego muy vertical, los hombres de ataque de Millonarios quedaban casi siempre uno contra uno con la defensa Leoparda que no mostro flaquezas y desvió todo ataque que iba a su portería.

En uno de estos ataques los visitantes tendrían en un tiro de esquina desde el costado izquierdo la posibilidad de irse arriba en el marcador.

Ayron del Valle y el Bucaramanga, una historia ya conocida

El jugador de Magangué, que ya lleva varias temporadas en el conjunto embajador, ha sido siempre una pesadilla para la defensa del Bucaramanga. Su juego de pívot y de atacar la espalda de los defensa rivales ha sido siempre un tema que en la ciudad bonita su rival no ha sabido controlar.

Ya en los primeros minutos el "9" de la visita se hizo notar por su portento físico y sería en el minuto 33 cuando tras un enredo entre Michael Rangel y James Aguirre, quedaría el balón en el área pequeña y el delantero empujaría el gol que pondría a su equipo arriba en el marcador.

El despertar del Leopardo

Atlético Bucaramanga, hasta el gol del rival, no había sido preciso en ataque y mucho menos había rematado al arco del Venezolano.

Para bien de su hinchada que colmaba el estadio, el gol sirvió para despertar a los dirigidos en la línea por Óscar Serrano y empezó a imponer su estilo de juego. Llegando casi al final de esta primera mitad el mediocampo local armaría una jugada de pases rápidos muy precisos que terminarían con Brayan Rovira de espaldas a la portería asistiendo al lateral Harold Gómez que desde fuera del área y con su pierna derecha remataria con fuerza y precisión al palo derecho de un Fariñez que no pudo hacer nada para evitar la igualdad en el juego.

La vuelta del "7"

Sherman Andrés Cárdenas Estupiñán es sin lugar a dudas uno de los mejores jugadores de la Liga, su manejo del mediocampo acompañado por su visión de juego son factores que desequilibran el juego en cualquier momento.

Al minuto 51, el Bucaramanga ganó una falta en el costado derecho del ataque que Sherman cobraría con dirección al arco y el capitán del Leopardo, el mundialista Gabriel "Gavilán" Gómez, apenas desviaría el remate con su cabeza para vencer de nuevo al guardameta de la selección venezolana que se quedó estático en la jugada.

Millonarios lo intentó pero no le alcanzó

La visita, al verse abajo en el marcador, volcó su juego al ataque y por los costados inquietó en múltiples oportunidades el arco defendido por el santandereano Aguirre.

Inexplicablemente el autor del único tanto de la visita saldría remplazado y en su lugar el paraguayo Roberto Ovelar entraría como la opción de gol principal de su equipo.

Lamentablemente el delantero estuvo muy impreciso y no pesó en el juego. Sus compañeros no dejaron de buscar el empate pero la suerte hoy no estuvo de su lado. Muestra de esto fue el remate de tiro libre de Cristian Marrugo que retumbaría en el travesaño del arco sur del estadio Alfonso López quitándole el aliento a mas de un hincha que creyó que ese seria el empate embajador.

Terminado el partido, el panorama es muy distinto entre ambos equipos

Bucaramanga con esta victoria llega a 20 puntos, los dirigidos en cancha por Óscar Serrano y desde la tribuna y en el trabajo diario por Flabio Torres siguen demostrando una mejoría considerable en su nivel. En los últimos 5 juegos han conseguido 4 victorias y con su juego y resultados han convencido a su hinchada que cada día mas se acerca al estadio a apoyar a su equipo que empieza a ilusionar con conseguir grandes cosas. Deseo que su técnico ha expresado en cada entrevista que ofrece.

Cada vez Michael Rangel y Sherman Cárdenas se consolidan como las figuras del equipo santandereano que acompañado por el trabajo en conjunto de su plantel han logrado una armonía perfecta para seguir sumando.

Por su parte Millonarios no encuentra el rumbo en liga y se queda en 15 puntos tras las 12 fechas jugadas en esta Liga. El martes los Embajadores deberán jugar contra su rival de patio para avanzar en la Copa Sudamericana o de lo contrario el puesto de Miguel Ángel Russo estaría peligrando.

La esperanza de la hinchada del conjunto capitalino aún esta viva ya que su equipo sigue con vida en tres competiciones, el tiempo será el encargado de definir el destino de un equipo que deja muchas dudas pero que por su historia nunca se debe dar por vencido.

Comparte este contenido