Germán Cano, la desdicha de un goleador con la vitrina vacía

El artillero argentino es una animal del gol. Pese a no jugar los cuadrangulares de la Liga Águila 2019–I, se perfila para conquistar su quinta Bota de Oro con la camiseta del Poderoso. Sin embargo, a pesar de realizar un trabajo individual impecable, Cano sigue sin alzar un título con el equipo de sus amores.

Si de merecimientos se trata, ya es justo que Germán desahogué su grito de campeón. Es un caballero dentro y fuera de la cancha. Nunca se cansa de inflar redes contrarias. Incluso, se destaca cada semestre superando sus propios récords.

La suerte y, la falta de ambición en los proyectos deportivos del equipo paisa, le ha arrebatado la gloria absoluta con el DIM.

En su llegada en el 2012, tras un paso brillante por el Pereira, alcanzó la suma de nueve dianas con el cuadro rojo. Cabe resaltar, que una lesión lo alejó de las finales del campeonato. El goleador tuvo que ver a su equipo caer ante Millonarios por la vía de los penales en la disputa por la estrella.

En el 2014 nuevamente se quedó con el Botín de Oro. Medallo, de la mano de Cano, nuevamente llegaría a una final. Sin embargo, caería derrotado  ante Independiente Santa Fe. La gloria absoluta se escapaba una vez más.

En su retorno, para el 2018, Cano no bajó los brazos. En su primer semestre de vuelta conquistó la portería contraria en 12 oportunidades. Para el Finalización, superaría esa marca con 20 gritos de gol.

No obstante, la estrella nuevamente se escaparía de su bolsillo tras caer derrotado ante el Junior de Barranquilla por un global de 5–4 en el Atanasio Girardot.

Todo parece indicar que Cano se quedará por su sed de revancha. La directiva aseguró que va por un proceso serio. En esta ocasión, de la mano del profesor Alexis Mendoza. El argentino, por su parte, espera que le armen un equipo coherente con sus capacidades.

Comparte este contenido