Bocanegra y un grito de ¡Nacional Campeón!

Anal final tifo

Frente a 40.000 hinchas que asistieron al Atanasio Girardot, los dirigidos por Hernán Darío Herrera se proclamaron campeones de la Copa Águila tras vencen 2-1 al Once Caldas con un gol de Tiro Libre de Daniel Bocanegra en el epílogo del partido.

Un año difícil para Atlético Nacional

Los verdolagas llegaban a su tercera final del año habiendo perdido las dos previas. Con su antiguo entrenador destituido hace ya meses por la eliminación temprana de la Copa Libertadores. El equipo de la capital antioqueña necesitaba una alegría en medio de un mar de incertidumbre que ha sido este año de "transición".

Después de un muy buen empate a 2 en Manizales, los dirigidos por Herrera salieron con el ferviente deseo de, en casa, ganar un nuevo título para poder disfrutar con su afición.

Al minuto 2, Nacional avisaría por primera vez en el juego con una llegada a puerta de José Fernando Cuadrado que hoy tuvo una noche espectacular.

Once Caldas tendría su primera, y realmente única oportunidad de la primera parte, jugados 20 minutos. Un tiro libre sería la vía en la que los visitantes lograrían poner en apuros al portero Cristian Vargas que estaría rápido de reflejos para enviar al tiro de esquina este primer intento de los del departamento de caldas.

El gran aviso del local que después se concretaría en gol

Las bandas fueron el medio utilizado por Nacional para acercarse al arco rival. Lucumí y Hernández aprovecharían su velocidad para inquietar a la defensa rival. Por la banda derecha, llegaría la primera gran oportunidad.

Desbordaron por esta banda y se la centraron a un Rivas que en el área chica definió a placer contra el arco en el que Cuadrado se haría figura al lograr desviar, de manera increíble, un disparo que ya empezaba a sonar a gol en todo el estadio que tuvo que postergar su grito para un poco después.

El local, volcado al ataque, nuevamente por la misma banda derecha crearía una gran jugada que tras ensuciarse un poco en al área quedaría en los pies de Vladimir Hernández que enviaría el balón al fondo y pondría, en ese momento, a su equipo como el campeón de la Copa.

Con un 1-0 en el marcador terminó la primera mitad.

Once Caldas tomó control del partido y trajo al recuerdo ese pasado mas cercano

Atlético Nacional, con la ventaja en el partido, decidió entregarle el esférico a su contrincante y retroceder sus líneas, brindándole más espacios a un Once Caldas que bajo la dirección de Hubert Bodhert se ha caracterizado por mostrar grandes virtudes colectivas en todas sus presentaciones.

Un estadio, que estaba casi en la totalidad de su capacidad, tuvo que ver al equipo visitante abusar de la misma estrategia de ataque que Nacional había demostrado. Once Caldas encontró en Johan Carbonero su mejor aliado para ganar las espaldas de los defensores y por la banda izquierda llegar con mucho peligro al arco de Vargas.

El jugador de Santander de Quilichao tendría al minuto 75 la oportunidad de anotar el empate en el partido y darle suspenso a un partido que había tenido todos los condimentos de una gran final. Carbonero no desperdiciaría la oportunidad y al paro izquierdo del arquero local ubicaría un remate preciso que, por un momento, dejaría mudo al estadio Atanasio Girardot que no podía creer que nuevamente la suerte no estuviera de su lado, cómo ya ha pasado este año.

Cuando los penales parecían ser el destino, un especialista cambió la historia

Los últimos quince minutos fueron todos de Atlético Nacional que empujados por el aliento incansable de su hinchada, nuevamente adelantó sus líneas y con centros cruzados quería conseguir el gol que evitara los penales y los proclamara campeones.

Cuando se estaba terminando el partido, una acción por el costado derecho del ataque que el juez de línea no dejaría pasar dejaría al local, con los 90 minutos jugados, una oportunidad de oro para anotar, un tiro libre que desde que fue pitado tenía un solo nombre, Daniel Bocanegra.

El lateral del conjunto antioqueño, gran especialista en tiros libres, acomodaría el balón y se encargaría de cobrar con la precisión y potencia justa para apenas atravesar por completo la línea de gol antes que Cuadrado rechazara remate. Para felicidad del local, el juez de línea y el central estarían muy pendientes de la jugada y cobrarían como gol esta jugada, hecho que desencadenó una felicidad comunal en todo el estadio que en la cancha todos los jugadores representaban en un abrazo fuerte a Bocanegra que, en su especialidad, anotaba, una vez más, un gol de suma importancia que esta vez sirvió para ganar la Copa Águila 2018.

Anal campeón
El Timonel del barco

El técnico Hernán Darío Herrera rompió en llanto tras el final del partido. El antioqueño había sido nombrado como entrenador interino tras la salida de Almirón y hoy estaba ganando su primer título como entrenador en el equipo del que fue jugador y al que ha dedicado gran parte de su vida.

Este es un premio a un hombre trabajador que no se dejó vencer por la adversidad de las situaciones que han envuelto al conjunto paisa en los últimos meses.

Aldo Leão Ramírez dedicó este triunfo a todos la hinchada de uno de los equipos más populares de Colombia y no escatimó palabras para ofrecerle esta copa a Dayro Moreno, jugador que había sido despedido del plantel por su acciones pero que había sido un pilar fundamental en la clasificación a la final de la competición.

La medalla que recibieron los jugadores de Atlético Nacional. 

Foto: Carolina Arbeláez
La medalla que recibieron los jugadores de Atlético Nacional. Foto: Carolina Arbeláez

Así entonces, terminó una nueva edición de la Copa Águila, torneo que reúne a los equipos de la primera y segunda división del país y que hoy vio campeón, en su estadio, frente a la mirada del ex entrenador campeón de Copa Libertadores, Luis Fernando Montoya (invitado especial a la final), a Atlético Nacional, un club ganador que aún está con vida en la Liga y que hoy festeja un logró más en su historia que querrán agrandar antes de que acabe el año con un nuevo título, el del campeonato local.

Felicidades Anal
La Hora del FPC felicita a los hinchas verdolagas por este nuevo título.
Comparte este contenido