Vergüenza

¿Colombia viajó realmente a Quito? el equipo dirigido por Carlos Queiroz fue un sparring para Ecuador que  mostró su  amplía superioridad durante todo el partido. 

Recuperado de: Federación Colombiana de Fútbol

Un equipo lleno de desatención y con grandes problemas en el manejo de los rebotes fue lo que se percibió en tierras ecuatorianas.  La ilusión de ver una mejor selección tras la reciente humillación recibida en Barranquilla duró apenas 5 minutos, pues al minuto 6 Ecuador golpeó tras varias desatenciones en el área colombiana dando así un aviso de la terrible y paupérrima tarde que se avecinaba para el conjunto colombiano. 

Estos son los once jugadores que saltaron al campo por parte de Ecuador:

@LaHoraDelFPC

Tras el baldado de agua fría al minuto 6 Colombia tuvo dos aproximaciones al arco defendido por Alexander Domínguez  sin llegar realmente a ponerlo en apuros. Al minuto 9 el conjunto de Gustavo Alfaro decidió que era el momento de anotar otro gol, lo digo de esta manera, ya que Ecuador manejaba (como lo hizo durante todo el partido),  el  balón y simplemente cuando decidía atacar y generar peligro, lo hacía.  El artífice del gol fue Ángel Mena tras una desatención grosera por parte de Jeison Murillo y Johan Mojica luego de un saque de Camilo Vargas. 

Estos son los once jugadores que saltaron al campo por parte de Colombia:

@LaHoraDelFPC

El panorama era incierto para el equipo de Queiroz, pues existían dos posibilidades ante un escenario como lo es ir perdiendo por 0-2 en menos de 10 minutos, o Colombia reaccionaba y lograba descontar,  o se venían cuesta abajo, lamentablemente para el combinado patrio sucedió lo segundo, pero lo peor de esto y lo que más genera “ruido” es que en ningún  momento Colombia reaccionó ni tuvo destellos de buen juego. 

Ecuador llegó al tercer gol al minuto 31  por medio de un desborde por el costado derecho en donde Colombia sufrió mucho a lo largo del partido, Orejuela en este caso no rindió por este costado y perdió la posición con el jugador ecuatoriano el cual centró la esférica hacía el centro del área para la llegada de Michael Estrada,  quién anotó y empezó a apagar  de a poco las ilusiones de la selección colombiana. 

Al minuto 39 el conjunto ecuatoriano decidió seguir con su paseo en campo contrario con  un balón cambiado hacía el costado de Johan Mojica, el cual miró todo el recorrido del balón hasta que Arboleda bajó la pelota  para el tanto de Xavier Arreaga. Finalmente, tras lo que era un espantoso primer tiempo, llegó el descuento de Colombia en tiempo de reposición con un penal ejecutado por James Rodríguez, el penalti fue generado por Duván Zapata. 

Recuperado de: Federación Colombiana de Fútbol

El segundo tiempo más complejo hasta el momento en la era Queiroz 

El equipo colombiano no mostró mejoría alguna, era de esperarse al menos eso, hasta el más optimista sabía de la dificultad que suponía  remontar ese resultado tan adverso, pero lo que sí se esperaba era una mejoría en el juego de Colombia y esto no sucedió.  La desatención fue el plato que predomino durante todo el encuentro y así salió a relucir (de nuevo) con el golazo marcado por Gonzalo Plata al minuto 78,  Camilo Vargas tuvo poco que hacer ante la gran ejecución del ecuatoriano.  Finalmente, en tiempo de adición (90+1) para terminar este sufrimiento, llegó el último golpe con la anotación de Pervis Estupiñán. 

¿Castigados en el grupo? Jugadores como Luis Fernando Muriel, Yerry Mina  y David Ospina  no hicieron parte del once inicial como sí había sucedido contra Uruguay. Sin embargo, con el resultado del día de hoy es fácil reconocer que el problema no es de unos cuantos, es estructural, es el de un equipo en el que muchos jugadores cumplen funciones que no son naturales de ellos o que simplemente no están conectados con lo que pasa en el campo.  Amanecerá y veremos el futuro de Carlos Queiroz en la dirigencia de la Selección Colombia.

Comparte este contenido