Monólogo colombiano rumbo a octavos

Después de lo que fue un Sudamericano sufrido para Colombia que no demostró buen juego, el Mundial terminó siendo distinto. La aventura en Polonia inició con un contundente triunfo ante los anfitriones por 2-0 demostrando superioridad. Posteriormente, perdieron frente al rival de vencer como Senegal por la misma diferencia de dos goles.

Sin duda alguna, con ese saldo de apenas 3 puntos, todo se decidiría en la última jornada donde se esperaba una amplia victoria frente a la ‘cenicienta’ del grupo, Tahití. Así fue, Juan Camilo Hernández apareció con tres goles, Luis Sinisterra marcó en dos ocasiones y finalmente, Déiber Caicedo sentenció un monólogo colombiano de principio a fin.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Doblete de Luis y Juan Camilo para sentenciar en la primera parte

Tan pronto como inició el compromiso, Colombia dominaba las acciones del mismo. Tras un buscapié de Juan Camilo Hernández, el defensor de Tahití desvió la pelota y Moana Pito ya encaminaba a ser el factor determinante en el juego. Sobre los siete minutos, un error en la zaga oceánica terminó en otra atajada de Pito al córner. Jaime Alvarado cobró y a los ocho de la primera parte, Luis Sinisterra abrió el marcador con un certero testarazo.

Foto: @FCFSeleccionCol

La historia continuó igual, Moana Pito seguía siendo la figura con múltiples atajadas de gran respuesta y se convertía también en la pesadilla del ‘Cucho’ Hernández. Con una mano, a mano cambiada, volando o cómodamente, Pito le negaba la posibilidad a Colombia de acrecentar el marcador.

Los dirigidos por Arturo Reyes dominaban completamente las opciones, pero no lograban marcar. De hecho, tuvieron que esperar media hora para ampliar la ventaja, a los 36 minutos, Iván Angulo disparó y como en ocasiones anteriores, Pito salvó. Sin embargo, su rechace fue a un lado y apareció Luis Sinisterra para poner su segundo personal y el segundo colombiano.

Foto: @FCFSeleccionCol

Sorpresivamente, no por la situación del cotejo, sino por la gran labor de Pito, Juan Camilo Hernández marcó el tercero tras un rebote.

Foto: Getty Images

Cuatro minutos después, a los 42, Hernández cobró un tiro libre que batió al golero y pese a los cuatro tantos, era la figura. Claro, sonará extraño que un golero que reciba cuatro tantos en la primera parte sea la figura, sin embargo, si no es por los reflejos de Moana, la primera parte hubiese culminado por lo menos con seis goles.

Foto: @FCFSeleccionCol
No hay sexto malo para Colombia

El monólogo colombiano continuó cuando Arturo Reyes sustituyó a Brayan Vera por Jean Colorado. De hecho, en la primera aproximación del revulsivo, un centro con destino a Juan Camilo Hernández culminó con una gran atajada de Moana Pito. Acto seguido, Hernández pudo marcar, pero su disparo fue muy suave a las manos de Pito.

Foto: Getty Images

Moana Pito, sí, ese arquero corpulento que le había negado ampliar el marcador en múltiples ocasiones a Colombia, sin embargo, esta vez no fue ese Pito quien le negó la quinta conquista a los sudamericanos. Iván Angulo creó una jugada individual tras recibir el balón solo y decretó un nuevo gol. Esta vez no fue por Moana, sino por el pito que anuló el tanto por fuera de lugar. El silbato del juez alemán, Daniel Siebert, también impidió que la ventaja fuera de más.

Nuevamente Iván Angulo creó una acción personal, eludió a Pito, disparó y Tave Etienne evitó una nueva conquista colombiana. Cinco minutos después, ingresó Déiber Caicedo quien sería importante en su debut mundialista.

El desquite de Juan Camilo Hernández fue de la mejor manera con un tercer gol a los 70 minutos. Tomó la pelota, la besó y continuó el juego con el anhelado quinto gol a favor. Aparte de los goles recibidos, para Tahití todo iba a ser peor, a los 83 minutos, Heitaa Mauri recibió la segunda tarjeta amarilla que significó la expulsión.

Foto: Getty Images

Ese monólogo colombiano terminó de la mejor manera, tras un cobro rápido en un córner, Déiber Caicedo tomó la pelota, encaró y sacó un latigazo raso que batió por sexta vez a Moana Pito. Sin embargo, pese a que haya recibido seis tantos, fue determinante en el encuentro.

Lo siguiente para los de Arturo Reyes

El combinado nacional deberá esperar cuál será su rival en los octavos de final que saldrá entre Nueva Zelanda o Uruguay quienes pelean por el segundo puesto del Grupo C. Sin duda alguna, Tahití no era una prueba dura, resultó más como un entrenamiento, pero Colombia tendrá que trabajar más en la definición, pues disparó 37 veces en el partido, de los cuales 26 fueron al arco.

Sin embargo, Colombia demostró muy buenos revulsivos, y además, ya tiene quien pueda suplir a Jaime Alvarado. Arturo ingresó a Jean Colorado para probar a alguien que pudiera suplir al apercibido.

Comparte este contenido