Mundial femenino, el camino a la gloria mundialista

El domingo 7 de julio culminó el Mundial Femenino en Francia y como se esperaba, Estados Unidos consiguió su cuarto título mundialista ante Países Bajos.

Hace un mes exacto, el 7 de junio inició el camino de 24 selecciones femeninas para conseguir el título. Un premio que, para los hinchas y seguidores de este deporte, se pensaba que las norteamericanas repetirían el campeonato. Sin embargo y aunque así fue, pocos adivinarían que Países Bajos alcanzaría a esa instancia final.

Francia debutó ese mismo día en la apertura de la cita orbital frente a Corea del Sur con un marcador de cuatro goles a cero en el imponente Parque de los Príncipes. Paulatinamente, el combinado local demostraba que podía ser finalista, por su apoyo y estilo de juego.

Foto: FIFA

Durante la fase de grupos, Francia, Noruega y Nigeria, esta última como mejor tercera ingresaron a los octavos de final. Asimismo, por el Grupo B, Alemania, España y China también lograron entrar a la siguiente fase. Posteriormente, una de las sudamericanas como Brasil y además única latinoamericana en entrar a octavos ingresó como mejor tercera acompañada de Australia e Italia. Por otro lado, la debutante Jamaica quedó en el sótano del Grupo C sin unidades.

Foto: FIFA

Inglaterra y Japón clasificaron a la siguiente fase dejando a Argentina cerca de lograr la hazaña. Por su parte, la albiceleste logró su primer punto en su historia ante las niponas y también ante Escocia. Países Bajos, Canadá y Camerún alcanzaron los octavos y por último, Estados Unidos y Suecia también lograron acceder. Además, las americanas rompieron récords ante Tailandia al confirmar la mayor goleada (13-0) en la historia del Mundial, marcar cinco goles una misma jugadora y Sam Mewis quien marcó el tanto 800 en la historia de los Mundiales.

Foto: FIFA

El camino de las sudamericanas

Aunque Colombia no clasificó, es importante hacer un resumen del camino de las selecciones sudamericanas como Brasil, Argentina y Chile. Evidentemente, la de mayor bagaje deportivo, combinado que fue subcampeona en 2007 fue la que más lejos llegó. Sin embargo, llegó al Mundial con nueve encuentros perdidos previos y sorprendió con la victoria ante Italia.

Después, en octavos de final, enfrentaron a la anfitriona, Francia. Brasil hizo un gran partido y de hecho, tuvo para ganarlo. No obstante, en el alargue, Amandine Henry destruyó las ilusiones cariocas con un lapidario gol. Así finalizó el camino brasileño y probablemente, también el último Mundial de Formiga, Marta Vieira y Cristiane Rozeira.

Foto: FIFA

Argentina, tras una gran lucha por profesionalizar la Liga, respondió de buena manera en Francia debutando con un sorpresivo empate ante las subcampeonas Japón. Contra Inglaterra aguantaron un buen tiempo antes de la caída y finalizaron la fase de grupos igualando ante Escocia a tres goles. Cuando todo era una goleada, reaccionaron y marcaron tres tantos para igualar el encuentro.

Foto: FIFA

Por otro lado, Chile debutó aguantando hasta el segundo tiempo ante Suecia, perdieron ante Estados Unidos y finalmente, vencieron a Tailandia. Aunque lograron ganarla a las asiáticas, estuvieron a tan solo un tanto para clasificar a octavos de final. Sin duda alguna, en el combinado austral de José Letelier se hizo notar ese gran apoyo por parte de la Federación y se vislumbra un gran futuro para Chile. Así finalizaron los caminos de las selecciones sudamericanas.

Foto: FIFA

Estados Unidos y Países Bajos, un camino con destino al título

Tal vez lo más importante fue la llegada de Países Bajos a la final, una instancia a la que nunca habían llegado. De hecho, al eliminar a Japón en los octavos de final, las neerlandesas confirmaron su mejor Mundial, dejando atrás el ingreso a los octavos en 2015. Por otro lado, Estados Unidos quería confirmar su llegada a su quinta final y de gran manera lo hizo. Sin duda alguna, no hubo quién las parara y hasta ahora, nada cambió en el fútbol femenino.

Sin embargo, aunque Estados Unidos ingresó como se esperaba a los cuartos de final para enfrentar a Francia, en la fase previa lució desconcertada ante una gran España. Dos penales confirmados por el VAR fueron suficientes para vencer a una selección ibérica que tuvo para ganar con grandes oportunidades de Jenni Hermoso.

Foto: FIFA

Antes de ingresar a los cuartos de final de las dos finalistas, vale la pena resaltar el gol de Lucy Bronze ante Noruega en esta instancia. Un gol que se convirtió en el tanto 900 en la historia de los Mundiales. Evidentemente, en una copa en la que se logra marcar el tanto 800 y 900, sin discusión constituye un gran Mundial.

Ahora bien, Estados Unidos venció dos goles por uno a Francia, mientras que Países Bajos dos goles por cero a Italia en cuartos. Ya en la semifinal, las americanas enfrentaron a Inglaterra y las europeas a Suecia. Ambas escuadras tuvieron partidos difíciles y más las neerlandesas que lucharon hasta el minuto 120 y vencieron a su similar sueca con un gol de Jackie Groenen sobre los 98 minutos.

Foto: FIFA

Cuarto título mundial

Así, ingresaron ambas a una final entre americanas y europeas, algo que no se daba desde 1991 entre Estados Unidos y Noruega. De igual manera, también fue la segunda final entre dos directoras técnicas como Jill Ellis y Sarina Wiegman. De hecho, después de 26 años volvía a haber una final entre estrategas mujeres, en esa ocasión Alemania salió campeona ante Suecia con Tina Theune y Marika Domanski, para las teutonas y suecas respectivamente.

Estados Unidos, con dos goles, uno de Megan Rapinoe y otro de Rose Lavelle confirmaron ser las mejores del mundo ante un Países Bajos que fue neutralizada y no pudo responder con la pelota parada, su fuerte durante el Mundial.

Foto: FIFA
Foto: FIFA

Suecia por otro lado, quedó en el podio al vencer a Inglaterra dos goles por uno. La vara está alta para lo que será 2023 y donde esperamos que algún combinado nacional le pueda hacer la pelea a Estados Unidos. Además, esperamos que, en ese Mundial, Colombia sí logre clasificar. Así terminó un gran Mundial e inicia el conteo regresivo de cuatro años. Un conteo que tendrá su primera parada el próximo año para definir quién albergará el Mundial.

Comparte este contenido