Junior y el VAR, un amor no correspondido

Junior se quedó a vísperas de ser semifinalista de Copa Sudamericana este miércoles tras vencer (1-0) en Chile a Coquimbo Unido, para el infortunio del tiburón no le alcanzó tras el resultado conseguido en la ida en Barranquilla.


Los rojiblancos afrontaron este partido contra todo y contra todos. Tras la polémica eliminación este fin de semana ante América de Cali, Junior se jugaba la última carta de su año, tenía que vencer por dos goles a Coquimbo para al menos alcanzar los penales y contaba con tan solo 13 jugadores en su plantel tras los positivos por Covid-19.


Todo empezó como se esperaba, Junior inclinó la cancha desde el primer minuto de juego. Al minuto 6, Edwuin Cetré llegó habilitado para definir y el arquero local lo derribó en el área. Tras la consulta del VAR, el árbitro decretó pena máxima. Miguel Ángel Borja cómo en el partido de ida se encargó de anotar el primer gol del partido.

 
Junior consiguió de inicio lo que fue a buscar, el gol que le diera el respiro. Minutos después, la visita seguía buscando el segundo y entraría nuevamente el polémico VAR, tras un centro Miguel Ángel Borja disputó el balón con un defensor del cuadro chileno, el cuál tocó el balón con la mano. El árbitro tras ver al VAR decidió que no había penal. Empezaba la noche de Junior y su peor pesadilla, el VAR.


Con el paso de los minutos, el equipo local logró neutralizar la presión de los cafeteros. Junior se fue quedando de a poco tras el desgaste físico realizado las últimas semanas. La primera terminó con el sinsabor de que la visita pudo haber logrado el segundo. 

Arrancaba la segunda mitad, Coquimbo entró decidido a no dejarse sacar la clasificación, subió líneas y esperaba amenizar un poco la presión de Junior. Los tiburones ya empezaban a enfrentar otro enemigo, el tiempo.


Didier Moreno y Germán Mera defensivamente hicieron un partido excepcional. Los jugadores rojiblancos poco se preocupaban al momento de defender, además Fabián Viafara aportó en ataque y defensa todo el tiempo. Junior estaba jugado pero no tenía problemas abajo.


El ‘9’ tiburón fue de más a menos y se fue quedando en el juego. Teo estuvo siempre referenciado y al no estar bien físicamente le costó un poco mantenerse al cien.


El partido caía y le convenía todo al equipo local, Junior corrió e intentó pero sus limitaciones le afectaron al final del partido.

 
El equipo de Barranquilla se quedó afuera en cuartos de final pero hay poco que reprocharles, la entrega y lo aparatosa que fue esta serie a raíz de los casos de Covid-19 desvirtuaron la competencia. El VAR otra vez hizo de las suyas y Junior verá las semifinales desde casa.

Comparte este contenido