Fabio Burbano, en busca de resurgir

Uno de los nuevos jugadores de Santa Fe para 2019 habló con nosotros, nos contó sobre su carrera y todo lo que ha tenido que superar para realizarse como futbolista.

Fáider Fabio Burbano Castillo, nació el 19 de junio de 1992 en Candelillas, una vereda de Tumaco, en Nariño. Hijo de Remberto Burbano y Doris Castillo, junto a sus hermanos July, Óscar, César y José, Fabio como el mayor conforma una gran familia futbolera. Primo de José Vicente Preciado e Iván Angulo, es uno de los tres futbolistas profesionales de la familia.

Sus padres le cuentan que desde los cinco años de edad, adquirió el mejor de los vicios, el fútbol. "Honestamente no me iba bien en el colegio por andar pendiente de jugar con la pelota", recuerda entre risas. En su pueblo natal duró hasta que tuvo doce años, para luego emprender la mayor de sus aventuras.

Una naranja biche obligada a madurar

En Candelillas jugó cinco años en una pequeña escuela de fútbol, dirigida por Teodoro Hurtado. Recuerda que jugaba descalzo con sus amigos y que siempre soñó con sacar adelante a su familia a través del fútbol. Su papá era hincha del América de Cali y él, de Atlético Nacional.

Después de mostrar grandes cosas en torneos disputados en Tumaco y Pasto, recibió una gran oportunidad. Sus dotes de atacante y velocidad llamaron la atención del Envigado Fútbol Club. Con doce años, abandonó su casa en busca de su sueño, ser futbolista profesional. "A mi mamá le dio muy duro, yo le decía que quería ir a cumplir un sueño. Fue muy duro convencerla a ella, pero mi familia siempre me apoyó en irme a vivir en Medellín".

Y así fue, a mediados del 2004, el pequeño Fabio llegó a vivir en el Polideportivo Sur de Envigado junto con otros niños talentosos para ganarse un lugar en la Cantera de Héroes. "Al principio todo fue muy duro, quería volver a casa, a veces me tocaba dormir en el piso. Llamaba a mi madre llorando, pero siempre ella me daba fortaleza", cuenta con nostalgia sobre sus inicios.

Hizo hasta sexto en el colegio, ya que lo echaron por mal comportamiento. Ahí, le comunicó a Gustavo Upegui, presidente del club naranja, su deseo de dedicarse 100% al fútbol. Comenzó a entrenar más fuerte durante varios años a las órdenes de Micio Suárez y Juan Carlos Sánchez, en los cuales compartió con un amigo que le dio el fútbol, Juan Fernando Quintero.

Burbano JuanFer

Después de casi cinco años, la hora de Fabio había llegado. El 18 de febrero de 2009, inició de titular ante Boyacá Chicó en un partido de Liga, gracias a la norma que obligaba a los equipos a incluir jugadores juveniles en los partidos. Sin importar eso, Envigado fiel a su estilo, siempre confiaba en sus jóvenes.

Jesús "Kiko" Barrios fue el que lo hizo debutar, a la par con una convocatoria para la Selección Colombia Sub17, Burbano sentía júbilo y ambición por aprovechar estas oportunidades que su profesión le daba.

En 2013, marcó su primer gol en Copa Postobón ante Rionegro. "Fue mi estilo de gol, jugada colectiva, me la tocan atrás y anoto", así describió su primera anotación en el profesionalismo.

Vestido de naranja duró seis años, jugó un poco más de 150 partidos e hizo ocho goles en el equipo del norte antioqueño, para así despedirse a mediados de 2015.

Misma ciudad, mayor poderío

Para julio del 2015, Fabio siguió en tierras antioqueñas, pero en diferente club. El Deportivo Independiente Medellín era su nueva casa. Ahora a las órdenes de Leonel Álvarez, su primer recuerdo con el entrenador fue un cálido "Buenos días papitos", que dijo el estratega antes de su primer entrenamiento.

Burbano DIM 2

También recuerda la calidez de sus compañeros, entre ellos, Christian Marrugo, otro amigo más que le dio el fútbol. En su primer semestre con el Decano no tuvo mucha participación. Aún así, el 2 de agosto de 2015 celebró su primer gol de rojo y azul, ante Jaguares en Montería.

Foto: Cultura DIM
Foto: Cultura DIM

Para el primer semestre de 2016, Fabio empezó a ser tenido en cuenta mucho más, pero varias lesiones y una pubalgia frenaron su continuidad. Sin embargo, no se quedó con las manos vacías y salió campeón de la Liga Águila 2016-I, siendo parte de la sexta estrella poderosa.

Burbano Campeón

El segundo semestre de ese mismo año, su participación fue la misma, muy poca. En el DIM acumuló 42 partidos, anotó seis goles y consiguió un título.

Un paso por el abismo y periplos irregulares

Fabio es negativamente recordado por un episodio que tuvo en diciembre de 2016, donde se peleó con un policía después de que este los detuviera a él y a su acompañante, cuando la persona con la que iba manejaba en estado de alcoholemia. Fabio no manejó, pero sí había consumido alcohol.

"Yo llegué de mis vacaciones en Cancún y reconozco que tuve indisciplina. A mí me gustaba tomar Old Parr, a veces salía con amigos de la infancia. En el incidente con la policía, los agentes iban a grabar a mi amigo y empezaron a insultarnos, ahí nos fuimos a los golpes y pasó lo que pasó. Esta experiencia me cambió la vida y fue un punto de reinicio ", cuenta acerca de el desagradable acontecimiento que vivió.

Burbano iba para Once Caldas, pero este incidente frenó su llegada a Manizales. En medio del escándalo púbico, recibió la oportunidad para llegar al Atlético Bucaramanga.

Burbano Bucaros

"Tuve la confianza de Harold Rivera, pero cuando lo despidieron dejé de ser tenido en cuenta con el ´Pecoso´ Castro". Sin embargo, como leopardo sumó 22 partidos y convirtió en dos ocasiones.

Para la segunda mitad del 2017, Fabio seguía en propiedad del Medellín y fue cedido a Rionegro Águilas. En el equipo del oriente antioqueño, fue dirigido por Diego Umaña y todo empezó bien, hasta que murió Pablo Castillo, su abuelo. Al irse para su pueblo y acompañar a su familia en el luto, le terminaron su contrato dorado, ya que la gente y el club pensaron que era indisciplina y fue juzgado injustamente. Sumó once partidos y un gol con las Águilas.

Burbano Rionegro
Turbio inicio de año y una oportunidad nomá

2018 empezó con el pie izquierdo para Fabio. Había rescindido contrato con el DIM y quedó libre después de que los Rescalvo le manifestaron que no contarían con él. "Fueron seis meses muy complicados para mí, seis meses parado y entrenando por mi cuenta", dijo acerca de ese fatídico momento.

Gracias a un conocido llamado John, recibió la oportunidad de llegar a Santa Fe. El León, como lo ha venido haciendo tiempo atrás, creyó en una segunda oportunidad para él.

Burbano

En el segundo semestre del 2018 no tenía cabida en el rojo capitalino, por lo que fue prestado a Rampla Juniors de Uruguay.

Junto con Jhonatan Herrera, hizo las maletas y aterrizó en Montevideo para unirse a los picapiedras"Lo que más disfruté de Uruguay fue la carne, y que es un país muy tranquilo".  Cuenta que es una Liga muy díficil, donde prima la garra y el corazón. Fue dirigido por Julio Fuentes e hizo tres goles en el torneo uruguayo. También compartió con Julián Lalinde y Rodrigo Odriozola, jugadores icónicos de la Liga charrúa.

Burbano Rampla
Recargado de fe, volvió a Colombia

Seis meses le bastaron en Montevideo para saber que no quiere volver a jugar en Uruguay. "Hay que valorar nuestro fútbol, es de lo que uno se da cuenta cuando sale de su país", con esa filosofía le pidió a Juan Andrés Carreño que diera por terminado su paso por Rampla y recibir una oportunidad en Santa Fe.

Burbano 1

Hasta ahora, ha sumado siete partidos con el León y espera seguir consolidándose en Bogotá. Por ahora, vive con su esposa Mayra Muñóz y su hijo Emmanuel Burbano de 18 meses de edad, disfrutando el tráfico bogotano.

"No soy goleador, yo cumplo mis funciones de extremo que son asistir y aportar al equipo", refiriéndose a sus características.

"Agradecido con Santa Fe y la idea es ganar cosas con el club", resume sus objetivos en salir campeón de Colombia nuevamente. A futuro espera tener la oportunidad de volver a jugar en el exterior, así como ser un buen ejemplo para los jóvenes con constancia y disciplina.

Burbano 19

"El día que me toque retirarme, me despido del fútbol y trabajaré en una empresa que quiero montar con mi esposa", agregó sobre el final.

La Hora del FPC le desea éxitos al jugador tumaqueño y agradece por el espacio brindado por él para conocer su historia.
Comparte este contenido