Fabiana Vallejos, derechazos de gloria continental

WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.52.32 AM

La Hora del FPC tuvo el placer de estar en una amena charla con una campeona de América. Fabiana Vallejos, para Argentina al mundo, estuvo dialogando sobre su trayectoria deportiva pasando desde su país a Chile, España y finalizando en Colombia.

“Hoy no sueño nada, hoy sinceramente no sé si de tanto trajín o por lo que me duele de la selección, más allá de los logros que conseguí, hoy en día, sentía que la Copa era lo último mío. Me está hablando mucha gente y no quiero pensar en el futuro hoy en día, quiero llegar a mi casa y pensarlo de otra manera pero al llegar a la Copa, llegué con ese pensamiento, que era lo último, así ganara o no” dijo Fabi con nostalgia.

Es un sueño, como que no despertamos, fue todo muy reciente, entonces no asimilamos eso de tener una medalla colgada en el cuello y de levantar una copa tan importante, pero pienso que pronto lo vamos a asimilar más” comenta Vallejos acerca del título continental.

Tal vez a quien lea esto le parecerá extraño iniciar con estas dos frases durante los diálogos con Fabiana, pero el primero, con gran nivel de incertidumbre en el futuro de la jugadora despedaza a cualquiera porque todavía le quedan años por delante, de hecho, ella misma mantiene que se siente bien todavía. Sin embargo, es algo que hay que respetar, es y será la decisión de la misma jugadora meditar sobre su futuro, mientras tanto, no queda nada más que pensar bien y despertar de ese sueño tan grande que fue la Libertadores.

Fabiana Gisela Vallejos Terrazas nació en San Isidro, Buenos Aires un 30 de julio de 1985. Sin embargo, desde muy temprano se fue a vivir en Garín, una ciudad argentina dentro del partido de Escobar, situado en el Gran Buenos Aires. El fútbol siempre le llamó la atención pero en su nación, poco era el gusto y de hecho, poco es el gusto que el balompié femenino acoge, por ello, no pensaba que pudiera tener ese gran apoyo. Sin embargo, en una familia de grandes seguidores por la banda cruzada de River Plate, a los siete años, la pequeña Fabi inició pateando la esférica, contando con la fortuna de tener canchas al frente de su casa donde jugaba con los chicos del barrio. Además de tener un constante soporte de sus padres, Carlos Vallejos y Elba Terrazas.

Fabi como la llaman sus compañeras se desempeña de volante de contención pero con mucha llegada al arco rival. De hecho, tiene alma de delantera con un gran poderío remate de media distancia y con mucha pisada en el área contraria. Sin embargo, le gusta más asistir que anotar.

Aparte del furor que rodeaba a los Vallejos Terrazas, el apoyo hacia la hoy en día volante de marca del Atlético Huila fue evidente. De hecho, Fabiana manifiesta que “cuando armamos el equipo de barrio, mi papá era el que nos dirigía y me dio la oportunidad de entrar a un grupo de chicos que ahora es difícil entrar y que no te vean diferente por ser una nena jugando al fútbol”. Sumado a ello, dice que fue un camino difícil porque como siempre, personas malas siempre las va a haber, gente que menospreciara el trabajo por ser mujer en un deporte supuestamente exclusivo para los hombres, no obstante, gracias al apoyo de su familia, pudo vencer esos estereotipos.

Como todo es difícil, y más en  una sociedad machista, en la Escuela número 27 de Garín, el fútbol era prohibido para las mujeres, por lo cual, este deporte era exclusivo para los hombres, mientras que ellas practicaban voleyball o handball, disciplinas en las que tuvo un gran desempeño. Así las cosas, patear un balón siempre fue un ejercicio que le gustó, pero no veía nada a futuro relacionado con la pelota, pues simplemente lo hacía como un pasatiempo o por diversión compartiendo con sus amistades más cercanas.

El proceso para llegar al equipo de sus amores, River Plate

En su momento en el que utilizaba el deporte como un mecanismo para divertirse, Fabiana no sabía de la existencia del fútbol 11, dado que jugaba fútbol 7. Sin embargo, a sus 13 años su futuro empezaba a visualizarse gracias a una escuela de fútbol femenino en Garín y como si fuera poco, una chica que vivía en el mismo barrio de la familia Vallejos, jugaba para un club inscrito en la Asociación de Fútbol Argentino, llamado Defensores de Belgrano. Este equipo en la actualidad todavía existe y en la rama masculina juega en la B Nacional, Segunda División del fútbol argentino. Ahora bien, en su adolescencia, su camino hacia el futuro tuvo un gran cambio gracias a la ayuda de Rubén “Coco” Torres, fallecido en 2017. Durante un partido entre Defensores de Belgrano frente a River Plate, el entonces orientador del cuadro riverplatense quedó cómodo con el desempeño de Fabi y pidió que se quedara en las inferiores.

El entonces estratega de las juveniles de River, se encargaba de juntar chicas de 13-14 años con el fin de pulirlas deportivamente y catapultarlas al primer equipo, puesto que estas futbolistas tuvieron la oportunidad de disputar torneos AFA. A partir de ese momento estando en las reservas riverplatenses, Fabiana se hacia la idea de poder triunfar con este nuevo estilo de vida en la que con sacrificio, sabía que podía llegar lejos, logró informarse y adentrarse más a la enfermedad llamada fútbol y en su caso, la rama femenina. Descubrió un mundo lleno de competencias pasando desde Liga Nacional, transitando por los Sudamericanos que al fin y al cabo es el primer camino para tocar la gloria deportiva para disputar los Juegos Olímpicos y  Mundiales. Fabiana, que no tenía una proyección clara sobre su vida, encontró un área a la que ingresó para quedarse, donde fijó objetivos a corto y a largo plazo como el de jugar en Primera División y atender a una Copa del Mundo a las que estuvo en dos ocasiones respectivamente. ¿Quién iba a pensar que ese apoyo desde la caja televisiva por River Plate se convertiría en el día a día de Fabi, quién iba a pensar que ver al Monumental de Núñez desde la televisión iba a cambiar a pisarlo y disputar 90 minutos con la casaca riverplatense?

WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.44.32 AM (1)

En 1999, a sus 14 años, ascendió al primer equipo de River Plate en donde fue difícil al principio por su estatura de 155 centímetros. En dos ocasiones estuvo en el banco con miras a que pudiera ver los juegos y aprendiera de las experimentadas. Aunque era de las menores y su altura tampoco ayudaba, logró adecuarse bien al estilo de juego del club millonario al debutar frente a Independiente de Avellaneda y marcar su primer gol con un característico disparo de volea, pero esta vez con la pierna izquierda. Una alegría con sus compañeras que la alzaron y el posterior festejo con un abrazo con el ‘Coco’ Torres.

La Primera División del Fútbol Femenino en Argentina tiene sus inicios desde 1991 y desde esa década, siempre ha habido una gran rivalidad entre River Plate y Boca Juniors, de hecho, siendo estos equipos, los que alzaron la copa en esos diez años. No obstante, cuando Fabiana jugó en el cuadro de La Banda Cruzada, estuvo sometida a no salir del subcampeonato hasta 2002 cuando su equipo levantó su séptimo título nacional, relegando a su rival de patio a su séptimo subcampeonato.

La etapa como xeneize, años de gloria

Decir que en la carrera deportiva de Fabiana no hubo alegrías con River Plate no es cierto, sin embargo, en donde se concentraron sus mayores éxitos fue en Boca Juniors en donde estuvo desde el 2002 hasta el 2008.  En ese tiempo en suelo argentino, las jugadoras como Fabi, Eliana Stabile y Aldana Cometti, compañeras hoy en día en Atlético Huila jugaron en una época en la que las jugadoras debían escoger entre River o Boca para desempeñarse como jugadoras. Es bien sabido que el juego entre esos dos históricos clubes del continente acapara todas las miradas de Sudamérica y que se vive con mucha pasión. Menos mal en el femenino no es así, pues cuando Vallejos llegó a Boca, la cargaban un poco, pero nada pesado contra ella. Tal vez porque el fútbol femenino no tiene el mismo gusto y apoyo que el masculino.

WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.44.35 AM
WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.52.23 AM

En su paso por Boca, desde 2003 reinó el torneo argentino con diez títulos de la Liga Nacional dejando a River Plate en el segundo lugar. Jugando para el club xeneize, le llegó una oferta de Everton de Chile para disputar la primera Copa Libertadores en la historia de la rama femenina en 2009.

Catapulta a la selección, sensaciones de los Mundiales 2003 y 2007

Antes de hablar por su paso en Viña del Mar, es importante destacar su trabajo en la Selección Argentina. Durante su gran tramo por el equipo de sus amores, y por Boca Juniors, fue suficiente para que Fabiana Vallejos evitara todos los procesos juveniles de la selección y entrara directamente al ambiente de la Selección mayor. Con 17 años, asumió de la mejor manera su rol dentro del combinado nacional, y logró clasificar al Mundial de Estados Unidos en el 2003, después de quedar segundas, detrás de Brasil. Nada se puede comparar a esa inmensa alegría que se siente representar los colores de tu país, pero infortunadamente, la debutante Argentina se topó en la fase de grupos ante Japón, Canadá y Alemania. En su primera salida contra las niponas perdieron seis 6-0. Canadá ganó por 3-0 y contra las teutonas, aunque el partido fue una gran derrota de 6-1, la albiceleste logró marcar su primer gol en una Copa del Mundo. Por su parte, Fabi disputó los tres encuentros con una mentalidad ganadora chocando contra las potencias de la rama femenina.

WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.51.20 AM

La experiencia mundialista fue muy buena porque a su temprana edad, conoció jugadoras de gran bagaje deportivo como a la capitana Marisa Gerez, Clarisa Huber, Rosana Gómez, Eva González, Romina Ferro entre otras jugadoras que la arroparon en la gran familia albiceleste. Su siguiente equipo fue Boca Juniors y con más rendimiento en el club xeneize disputó el Sudamericano de 2006 en Argentina. Como cabeza de grupo hizo respetar su sede ganando los cuatro partidos ante Uruguay, Chile, Ecuador y Colombia, fase de grupos en la que Fabiana marcó por partida doble frente a las colombianas en lo que fue un resultado de seis goles por cero. Por otro lado, el Grupo B fue para Brasil, selección que también ganó los cuatro partidos disputados frente a Paraguay, Perú, Bolivia y Venezuela. Con Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay instalados en la siguiente fase, quien más obtuviera puntos en ese todos contra todos sería el campeón con el derecho de ir al Mundial y a los Juegos Olímpicos. Las anfitrionas igualaron ante Paraguay y vencieron a Uruguay para finalmente enfrentar a Brasil por el título. La ‘canarinha’ había vencido a sus rivales ambos con mismos marcadores de seis goles por cero.

En el clásico de las Américas entre Argentina y Brasil, la rivalidad entre ambas selecciones es gigante, por ello desde la concentración las brasileñas ya estaban jugando su partido frente a las argentinas. Compartieron el almuerzo y de principio a fin las brasileras entraron con alegría, con música típica, con bailes provocando a su rival. Sin embargo, Marisa Gerez, capitana albiceleste pidió tranquilidad a un grupo de jugadoras diciendo que responderían dentro del terreno de juego. Durante los 90 minutos en el Estadio José María Minella, la visita nunca fue superior y fue derrotada 2-0 ante las locales que así como dijo la referente, responderían dentro de la cancha. De esa manera, Argentina clasificó a su segundo Mundial y a los Juegos Olímpicos de 2008 celebrados en Pekín, siendo esta la única vez en poder hacerlo.

China fue la siguiente parada para la albiceleste un año después de esa consagración y del primer título internacional de Fabiana. Lastimosamente, el sorteo hizo que las argentinas se vieran las caras contra Japón y Alemania quienes las golearon cuatro años previos, además de Inglaterra. Como en 2003, no pudieron pasar de la fase de grupos perdiendo todos los partidos y marcando tan solo un gol por medio de Eva González frente a las británicas. Posteriormente, el país asiático le volvió a dar la bienvenida a la ‘albiceleste’ para los Juegos Olímpicos, instaladas en el Grupo E, enfrentaron a China, Suecia y Canadá, en donde tampoco sumaron ninguna unidad, marcando tan solo un gol por medio de Ludmila Manicler. El torneo no fue muy bueno en lo personal en el entorno del combinado nacional, sin embargo, para Fabi fue importante porque es en la Villa Olímpica donde todas las deportistas de un mismo país y de distintas naciones pueden juntarse y aprender de otras disciplinas.

Posterior a esos torneos disputados, por decisiones técnicas, Fabiana no volvió a ser convocada a la selección, sobre ello, mostró su tristeza de no poder estar dentro del entorno de la ‘albiceleste’, pues lo hemos, visto, a sus 33 años, su pierna derecha todavía es impecable y Fabi tiene lo necesario para seguir jugando fútbol.

“Creo que he hecho muchas cosas para estar, pero bueno, también respeto, me duele pero respeto la decisión del Director Técnico. Duele no estar ahí, porque todavía me siento bien y sé que estoy haciendo las cosas bien y tengo logros con qué demostrarlo. No le cierro la puerta a nada, sería un sueño volver y estar en la selección. Para mí la selección fue mi vida, empecé a los 14 años y me cuesta saber que no estoy”, exclamó sobre sus pasos por la albiceleste.

Después de la gloria nacional, disputar Libertadores

Aparte de jugar un Mundial, para cualquier jugador o jugadora de Sudamérica, disputar una Copa Libertadores es sumamente importante. Claro está. Para un hombre es más fácil porque la historia de este prestigioso certamen se remonta a 1960 cuando se creó el torneo internacional. Sin embargo, en la rama femenina, fue en 2009 cuando se empezó a hacer el primer acercamiento a  la igualdad. A través de un anuncio en marzo, se aprobó que en octubre de ese mismo año, Santos, Brasil fuera sede de la primera competencia sudamericana.

WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.44.33 AM (1)

Así las cosas, diez equipos debutaron de manera internacional en la competencia más prestigiosa del continente. Entre ellos, Boca Juniors y Everton de Viña del Mar. Fabiana pasó de Boca al club chileno por medio del coordinador, Claudio Fuentes que quiso contar con los servicios de la volante. En la Copa obtuvieron la cuarta plaza perdiendo contra Formas Íntimas en el partido decisivo de tercer y cuarto puesto. Cuando volvieron a suelo austral, Fabiana quedó campeona de la Primera División de Chile con 78 unidades, seis más que su escolta Coquimbo Unido, y además de ello, de la Copa chilena disputando la final ante Colo Colo. Aparte de las buenas cosas, también fue afortunada por poder jugar con casi toda la selección chilena de fútbol, donde pudo jugar con Christiane Endler, actual arquera del combinado nacional y del Paris Saint Germain.

WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.44.33 AM

Posteriormente, en 2010, Everton asistió de manera consecutiva a la Copa Libertadores también celebrada en Brasil y llegó hasta la final donde se encontró contra Santos, vigente campeón de esa competencia. Así las cosas, quedó subcampeón con el club chileno y lo siguiente para Fabi, por medio de Claudio Fuentes fue seguirle los pasos cuando él se fue a Cobreloa. En 2011, la talentosa volante firmó con otro club chileno y tal vez era un retroceso, puesto que con el cuadro ‘naranja’ no tuvo participación internacional. En el país austral, jugadoras podían ganar más reconocimiento deportivo, ya que, es una liga semi-profesional en donde dos partidos por fecha son televisados, los pagos son mejores, dan casa a las jugadoras, en Argentina se toma más como un hobby, aunque poco a poco están ayudando a formar un mejor torneo.

La vuelta a Argentina, River Plate y Boca Juniors

“Siempre es bueno volver y además el nivel iba creciendo, se notaba que tenía más repercusión. Ya era televisado, había sponsor, se metió Nike, Adidas, televisan dos partidos por jornada”. De acuerdo con lo que dice Fabi, su nuevo paso por su país trajo cosas buenas porque era evidente ese gran interés por el fútbol femenino, aunque mantiene que todavía es difícil que se tuviese algo serio como la Liga colombiana. De hecho, manifestó que Colombia es un país muy afortunado por contar con una Liga hecha y derecha, pero que todavía no la saben aprovechar de la mejor manera.

Desde 2012 hasta 2015 volvió al equipo de sus amores, River Plate en donde no faltaron nunca los goles, pero, lo negativo fue que no pudo ser campeona relegada al segundo puesto por su rival Boca Juniors. Posteriormente, volvió a vestir la remera del xeneize en 2015 donde tampoco pudo levantar ningún trofeo gracias a que San Lorenzo de Almagro salió campeona en ese torneo.

WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.44.33 AM (2)
WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.44.34 AM
WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.44.34 AM (2)
Del fútbol amateur al profesional, Granada de España

En 2016, después de su paso por los equipos argentinos, Fabiana volvió a salir de su país, pero esta vez con destino al viejo continente. Clubes europeos empezaron a fijarse más en la competencia argentina gracias a que televisaban algunos partidos. Así las cosas, Granada de España, quien estaba en Segunda División contactaron a Boca Juniors, especialmente para contratar a la volante, además de su compañera en la zaga defensiva, Aldana Cometti quien la acompañó en River, Boca y ahora la acompañaría en el conjunto nazarí.

WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.44.32 AM
WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.44.35 AM (1)

Para ascender es un poco complejo, puesto que el torneo agrupa a todos los equipos en siete grupos con base en las regiones de cada club. Quien más puntos tenga en los grupos tendrá derecho de pasar a la siguiente ronda en la que se arman llaves y terminan ascendiendo dos equipos. Cuando Fabi y Aldi estuvieron en el país ibérico, Granada estuvo ubicado en el grupo 4 donde los equipos de Andalucía luchaban por un cupo a los playoffs. Las ‘nazaríes’ ganaron 22 partidos e igualaron cuatro para un total de 70 puntos, evidentemente quedaron invictas, pero Sevilla, quien perdió uno de esos 26 juegos, obtuvo la cima sacándole tres puntos más a Granada. Así, el sueño de ascender se esfumó lentamente.

WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.44.35 AM (2)
2018, un año de gloria nacional e internacional

En 2016 a pedido de las mismas jugadoras colombianas de la selección, exigían una liga profesional en el país ‘cafetero’. A partir de febrero de 2017, inició la profesionalización de las mujeres en el balompié colombiano con 18 equipos. Desde un principio, la nación invitó a futbolistas de muchas partes del mundo a adentrarse a una liga profesional. Claramente, por la cercanía y la crisis en el país hermano, muchas venezolanas llegaron a suelo colombiano esperando una oportunidad. Independiente Santa Fe y Atlético Huila apostaron desde un principio a ser campeonas y el cuadro capitalino lo logró ante las huilenses en la primera gran final. Sin embargo, este anhelo de la dirigencia del Huila no cesó en ese primer año.

Ahora bien, Fabiana Vallejos y Aldana Cometti, quienes ya habían cumplido contrato con Granada, fueron contactadas por Diego Perdomo, presidente del Atlético Huila femenino con el ofrecimiento de que portaran la camisa del Huila. Un ambicioso plan que prometía hacer al subcampeón de Colombia en la campeona y además, Perdomo convenció con la gran ilusión de ganar la Copa Libertadores de América.

Así las cosas, Fabiana y Aldana no dudaron en firmar con el club de Neiva, una institución y una ciudad de la que no tenían ninguna referencia aparte de la alegría que caracteriza a Colombia. Sin información de Neiva, la vida cambió completamente, pues en una ciudad chiquita, se aburrían mucho y el abrumante calor las afectaba. Sin embargo, paulatinamente, las jugadoras extranjeras se fueron adaptando a la metrópoli.

Con Virgilio Puerto en el mando, pero con la asistencia de Albeiro Erazo, Fabiana fue cuestionada por no poder marcar ningún gol en su etapa en Colombia, siendo una jugadora con media distancia y con mucho gol. “No me quiero ir sin haber marcado un gol”, ese deseo de Fabi se cumplió y además en la final cuando a los últimos minutos del partido contra Atlético Nacional pescó un rebote para poner el 2-1 que llevaba el juego a los penales. Un título con sabor gaucho por los definitivos tantos de Fabiana Vallejos en el tercer penal después de que Jaylis Oliveros se encontrara con el travesaño y finalmente con Aldana Cometti que le dio el campeonato al club opita.

WhatsApp Image 2018-12-19 at 12.01.32 PM

Fabiana por su parte, describe el trato del club muy bueno porque se notaba la unión entre las jugadoras en donde ninguna prevaleció más que las otras, en cuanto a Virgilio, también contó con un estratega que de principio a fin le tendió la mano alineándola como titular. Además manifiesta que cuenta con la alegría latente de Daniela Caracas que le suma mucho al grupo por prender el camerino, por ser la fiesta del equipo y además, destacarla como una gran persona dentro del entorno del Atlético Huila.

Un sueño llamado Libertadores

Después de muchas diferencias entre directores técnicos, jugadoras y dirigentes antes de viajar a Brasil para disputar la Copa Libertadores, nada estropeó la ilusión de Diego Perdomo de salir campeonas del continente. Posterior a la salida de Virgilio Puerto, estratega campeón de la Liga, Omar Ramírez, orientador del Unión Magdalena fue el encargado de tomar las riendas del club huilense. En un país con campeonato intermitente, el conjunto de Neiva era el único que se estaba preparando para cosas grandes, primero, enfrentando al Atlético de Madrid, campeona de España y luego disputar el prestigioso torneo.

WhatsApp Image 2018-12-19 at 12.03.26 PM

Parecía que todo se derrumbaba cuando la Dimayor manifestó que la competencia nacional corría peligro, por lo cual, Atlético Huila no solo quería ganar la Copa, sino demostrarle a Colombia el talento que hay en el país y el por qué debe haber continuidad de la Liga, además de creer en el proceso de estas chicas. Desde ese momento, comenzó el juego entre el ente mayor del Fútbol Profesional Colombiano y el cuadro opita. Cuando debutaron con triunfo ante Peñarol por tres goles a cero, se oían rumores de que la Liga podría ser una realidad en 2019 y esta idea se revitalizó con la entrada a semifinales. Cuando salieron victoriosas frente al Iranduba por la vía del penal con un característico e inatajable penal de Fabiana, la Dimayor confirmó que el torneo el siguiente año se disputaría, pero que faltaría conocer los mecanismos de la misma y cuando vencieron a Santos, también con un penal de la volante argentina y salieron campeonas, la entidad mayor confirmó que se tendría una reunión para definir con tiempo cómo sería el formato del torneo. Así, como quien dice, tendremos Liga por la gran labor del Huila que dejó en alto el nombre de Colombia.

WhatsApp Image 2018-12-19 at 11.53.16 AM
WhatsApp Image 2018-12-19 at 12.05.47 PM
El futuro de Fabiana

Como pudieron ver al principio, su destino está incierto, por ahora es esperar a que en su país natal decida con mucha meditación su vida. Sin embargo, Fabiana mantiene que a raíz de la Libertadores, tiene ofertas de equipos brasileños y además, manifiesta que se siente muy bien, tanto física como futbolísticamente. Todavía no ha dado respuesta a nadie, pero hoy por hoy, su andar está lejos del Atlético Huila. “Estoy disfrutando del momento y no pensando en el futuro”.

Aunque es una incógnita, Fabiana Vallejos proyectó una vida como psicóloga deportiva, entonces, probablemente sería lo siguiente en su vida si es que desea no continuar con el fútbol.

La Fabi más personal

Pasando a un tema personal, Fabiana mantiene que es un gusto compartir con Liana Salazar en el entorno del Atlético Huila y admira a Daniela Montoya, jugadora del Atlético Junior, “compartí mucho con Liana Salazar que no la conocía, la conocí ahora en la Copa, me parece una jugadora muy interesante, muy buena y muy inteligente. Después vi a Daniela Montoya, me gusta como juega y creo que son de las mejores volantes de marca de la Liga”.

Además de su opinión sobre algunas jugadoras del balompié colombiano, mantiene que disfruta mucho el buen trato que hay entre las colegas, las cuales agradece al fútbol por ponerlas a su lado, como lo es con su inseparable compañera Aldana Cometti y las amistades que le dejó el Everton y con las que compartió durante la Copa Libertadores. También, poder tener ese privilegio de que la familia te apoye asistiendo a un partido sin tener tantos problemas para ir al recinto deportivo.

Finalmente, Fabiana envió un mensaje para que los clubes se unan a apoyar el fútbol femenino en el país.

“Creo que es cuestión de que se reúnan y que lleguen a un acuerdo porque no saben de lo que se pierden de este deporte, todavía no conocen a fondo lo que es, entonces me encantaría y a otras jugadoras también les encantaría de que realmente se enteren más allá de los prejuicios y la pasión que genera el fútbol femenino. A nosotros tal vez no nos mueve la plata como sí con los hombres a nosotras nos mueve más el amor, la pasión y el respaldo que nos den. Me gustaría que conozcan más del fútbol femenino y que hagan parte de este deporte. Nosotras peleamos por ganar ese respeto, no queremos cobrar millones de dólares, queremos ganar ese respeto. El sentimiento de ganar una Copa Libertadores en la rama femenina o masculina es la misma, no deja de ser la Copa. Los invito a que conozcan más del fútbol femenino y entren más en el deporte, se van a enamorar”.

La Hora del FPC le desea lo mejor a Fabiana Vallejos, una de las que será recordada por la Copa Libertadores del Atlético Huila. Además, esperamos que llegue a una decisión de su futuro, un futuro incierto pero que todavía le quedan años para aportar al fútbol femenino.
¡Fabi, las puertas en Colombia siempre estarán abiertas para vos!
Comparte este contenido