¡El Poderoso es finalista!

El primer gol de Matías Mier con la camiseta del Deportivo Independiente Medellín fue suficiente para asegurar la clasificación de su equipo para la final de la Copa Betplay Dimayor.

El equipo dirigido por Hernán Darío “El Bolillo” Gómez presentó a su nómina de gala con el objetivo de conseguir un cupo en el último partido de el torneo que enfrenta a todos los clubes profesionales colombianos.

Por su parte el Deportes Quindío salió a la cancha de Centenario en búsqueda de el batacazo que lo convertiría en el primer finalista de la copa.

Ni bien iniciadas las acciones en el máximo escenario de los cuyabros se vio la dinámica que dominaría las acciones del compromiso, un DIM solido en defensa que buscaba explotar los medios espacios que dejaban los laterales del local cuando se lanzaban al ataque, esto respondió a una de las virtudes de su figura Javier Reina quien encontraba con facilidad a sus extremos a las espaldas de los laterales.

Photo: VizzorImage. / Pablo Bohorquez /Cont.

Fue en una acción similar donde el 10 del conjunto poderoso encontró a Agustín Vuletich quien venció a una de las figuras milagrosas Jáider Riquett con una diagonal corta hacia la izquierda, acto seguido le entregó la pelota a Matías Mier que remató de primera y dejó el uno por cero a favor de los visitantes. Esto desencadenó en un dominio espacial del Quindío que dejó en los pies de Christian Mina la ilusión de crear una acción de peligro mediante sus constantes asaltos a la banda zurda que no decepcionaron gracias a su gran control en velocidad. Ahora, esto no surtió efecto debido a un férreo control que ejercieron James Sánchez, Andrés Cadavid y Víctor Moreno sobre una de las figuras emergentes del FPC, el polifacético delantero Diber Cambindo quien debió buscar espacios por todo el campo para lograr dañar el arco defendido por Luis Vásquez quien logró preservar el cero en su arco gracias a esporádicas pero notables atajadas.

Photo: VizzorImage. / Ricardo Vejarano /Cont.

Con la victoria en las manos del Medellín inició el segundo tiempo, como consecuencia el Milagroso decidió seguir con su plan de llevar al visitante cerca de su arco donde su fluida delantera intentó crear espacios con diagonales a las espaldas de los defensores visitantes. A pesar de esto el Poderoso de la Montaña logró controlar estos ataques y buscar con su propia velocidad los espacios que resultaron en un par de acercamientos peligrosos, pero no en acciones de gol.

El reloj marcó el minuto 80 y el Medellín decidió entregarle la pelota totalmente al local y dejarlo chocar con el bloque defensivo propuesto por su DT, esto los vio mantener el resultado hasta el final del partido, hecho que los llevó a su segunda final consecutiva de la Copa después de vencer la edición pasada en una apasionante final frente al Deportivo Cali.

Esta victoria le asegura a los dirigidos por Hernán Darío Gómez pelear por un cupo en la Conmebol Sudamericana de 2021 frente al ganador en la otra llave que enfrenta al Deportivo Pasto de Diego Corredor y el Deportes Tolima de Hernán Torres.

Comparte este contenido