Copa Sudamericana | Todo se definirá en el Estadio Metropolitano de Techo

Equidad vs. Independiente de Campo Grande

Foto: AFP

La Equidad no pasa por un buen momento en el rentado nacional y la Copa Sudamericana podría ser un antídoto contra esa ‘empatitis’ en la era Humberto Sierra. Diego Novoa sigue salvando y las mismas imprecisiones de la Liga viajaron a Paraguay para enfrentar a Independiente de Campo Grande, equipo que hizo historia en el torneo pasado en territorio guaraní.

Independiente de Campo Grande es el único equipo del fútbol paraguayo en descender en el mismo torneo en el que también asegura tiquete a competencia internacional. Pese a tener una larga historia, desde la década de 1920, ha cosechado muy poco.

Una igualdad a ceros se produjo en el imponente estadio Defensores del Chaco, puesto a que en el Ricardo Gregor, habitual recinto deportivo de Independiente, solo caben 3,500 personas, una suma que no cuenta con las condiciones de la Conmebol.

De principio a fin, La Equidad fue inferior

Como lo es habitual, Humberto Sierra planteó un juego supremamente ofensivo arriesgando la defensa con una línea de tres conformada por Jéider Riquett, Danilo Arboleda y Andrés Murillo, dos hombres bien abiertos como Walmer Pachecho y Amaury Torralvo por las bandas, Pablo Lima como único volante de marca, Stalin Motta y Matías Mier como centrocampistas obligados a ayudar en marca y en ataque, Carlos Peralta el goleador y Carlos Ibargüen.

Aparte de que jugaron tres centrales que nunca habían actuado juntos, evidentemente, lucieron con serios problemas defensivos. Stalin tuvo que ayudar excesivamente en la banda izquierda marcando y defendiendo. Pero lo que más sorprendió fue la inclusión de Carlos Ibargüen por encima de Hansel Zapata. Además, nunca entendí el rol de Ibargüen que poco atacó y trabajó más en marca. Tanto Carlos Peralta como Carlos Ibargüen remaron en la soledad de principio a fin.

Recién que empezó el partido, el humilde equipo paraguayo dominaba las instancias del juego. La primera opción se produjo al minuto cinco cuando Pablo Lima se arrojó al suelo, el balón quedó dividido y Carlos Ibargüen, esperando a que el central pitara una falta inexistente, no se percató de que Claudio Vargas había ganado la pelota. El capitán entró al área rival y Diego Novoa salvó la tempranera acción.

Las dudas seguían consumiendo a La Equidad en la zona defensiva. Once minutos después del intento de Vargas, Jordan Santacruz cayó en el área tras la presión de Andrés Murillo que toca la pantorrilla del paraguayo y lo desestabiliza, sin embargo, Raúl Orozco, juez boliviano ignoró el claro penal a favor del cuadro local.

El juego violento de parte de la visita se hizo visible en el partido, razón por la cual, cesaron las oportunidades de gol. Tras un córner, Claudio Vargas tocó en corto y se la devolvieron al capitán que con poco ángulo disparó y Diego Novoa salvó al tiro de esquina.

Diego Morel, arquero del conjunto paraguayo era un espectador más en el desolado Defensores del Chaco. Sin embargo, tuvo que aparecer en el minuto 39 tras un disparo sin dejarla caer de Matías Mier. Acto seguido, Morel salió antes de tiempo y Danilo Arboleda no pudo dirigir el balón al arco vacío.

De principio a fin, crecía el show de Diego Novoa. En el minuto 43 firmó la mejor atajada, el arquero ‘asegurador’ se estiró cuan largo es para evitar el gol de Bendrix Parra. El rebote fue corto y Walmer logró atravesarse antes de que el atacante paraguayo disparara con el arco vencido. De esa manera, con un claro dominio guaraní, finalizó el primer tiempo.

La vuelta está viva para cualquiera

Así como en la primera parte, Independiente de Campo Grande se adueñó de la esférica, tanto que creó varios problemas en el minuto 54. Continuaba el show de Diego Novoa con tres atajadas, la primera rechazada a un lado, la segunda, un rebote corto que sacó Andrés Murillo y el último, un impacto mordido que embolsó el golero bogotano. No había dudas, si no era por el cancerbero, La Equidad estuviera perdiendo por dos goles o más.

Matías Mier tuvo la oportunidad desde lejos y Diego Morel volvió a aparecer. Sin duda, el volante uruguayo dominaba las oportunidades, pero para Humberto, eso no fue así. Tras el segundo disparo en el partido del club bogotano, Armando Vargas reemplazó al charrúa. Otro cambio que no entendí, porque considero que Hansel era el primer cambio y era por Carlos Ibargüen.

El partido bajó muchas revoluciones con pocas oportunidades en los dos arcos. Independiente tuvo que esperar hasta el minuto 89 para tener una nueva oportunidad. Tras una jugada colectiva, Bendrix Parra remató cruzado y el tiro paseó por toda el área ‘asegurador’. Un minuto después, Armando Vargas tuvo la última con un disparo de afuera que contuvo Diego Morel con facilidad.

Así terminó el juego entre dos rivales que desilusionaron. Independiente por no haber podido aprovechar las opciones y, por otro lado, se esperaba más de un equipo con más bagaje deportivo como La Equidad. Ahora todo quedará para definirse en Bogotá el 16 de abril. La Equidad no puede confiarse, así como Once Caldas lo hizo con Deportivo Santaní. Demeritar al rival trae consecuencias.

Comparte este contenido