Copa Sudamericana | Todo se define en Brasil

Foto: CONMEBOL
Foto: CONMEBOL

El Estadio Metropolitano se vistió de fiesta para recibir el encuentro entre Junior de Barranquilla y el Atlético Paranaense de Brasil. El equipo colombiano jugando su primera final internacional llegó con mucha ilusión al compromiso. La hinchada rojiblanca estuvo a la altura de un partido de tan alta importancia 38.094 espectadores asistieron a la cita (la mejor taquilla de Junior en el año), desde tempranas horas se vivía un gran ambiente; el recibimiento al equipo fue monumental. Un equipo que de local ganó todo los partidos y no encajó ningún gol.

Recordemos que en el partido de vuelta de la semifinal entre Junior y Santa Fe, fueron expulsados los jugadores Teófilo Gutiérrez y Gabriel Fuentes, obligando así al Director Técnico Julio Comesaña a incluir a Yony González y a Germán Gutiérrez en el once titular.

Luis Díaz, la figura del primer tiempo

Las ausencias de Junior, en la primera parte del encuentro parecieron no pesar, puesto que los reemplazantes hicieron un muy buen trabajo. El equipo tiburón obtuvo un 61% de posesión, donde manejó el mediocampo y las mayoría de las opciones de gol con siete remates. La más clara para los locales fue al minuto 28, cuando Luis Díaz controló con el pecho y saca un remate que se va por encima de la portería del conjunto visitante; el guajiro inicio la jugada y por poco la termina. Después de eso, Junior siguió generando juego, a través de Díaz y del samario Jarlan Barrera está claro que cuando Jarlan despierta, hay peligro en el arco del ‘Furacão’.

En defensa, el equipo estuvo impecable en el primer tiempo, el Paranaense no llegó en una sola ocasión. Sobre el final de los 45’, hubo una controvertida jugada dentro del área; el equipo rojiblanco protestó una mano pero no hubo nada.

Se acabaron los 213 minutos con el arco invito como locales

Con tan solo cinco minutos del segundo tiempo, se rompió el celofán del arco defendido por Sebastián Viera, Pablo Felipe acabó con 213 minutos sin recibir gol en Barranquilla, luego de un contragolpe y un error de Germán Gutiérrez, el equipo brasileño se ponía a ganar. Sin embargo, esa felicidad sólo duró tres minutos; Yony González empató rápidamente el compromiso, los tiburones reaccionaron bastante rápido al gol de Pablo Felipe.

El marcador pudo haberse ampliado a los 73 minutos, lamentablemente, Rafael Pérez desperdició un penal pitado para el equipo barranquillero luego de una falta en el área sobre Marlon Piedrahita; el juez central se ayudó del VAR para señalar el penalti. Luego de eso, el equipo intentó anotar otro gol pero no fue posible. Sobre los 90+4, el arquero brasilero se vistió de ‘santo’ y salvó al Paranaense de un remate de Jarlan que tenía destino de gol.

Sobre el segundo tiempo si se sintió la ausencia de Teófilo Gutiérrez y Gabriel Fuentes puesto que por la banda de este último llegó el gol visitante. La noticia de la noche fue el regreso del delantero Luis Carlos Ruíz, quién estuvo ausente durante casi toda la temporada.

Alineaciones
Atlético Junior

Sebastián Viera; Marlon Piedrahíta, Jefferson Gómez, Rafael Pérez, Germán Gutiérrez, Luis Narváez, James Sánchez, Víctor Cantillo, Jarlan Barrera, Luis Díaz, Yony González.

Atlético Paranaense

Santos; Jonathan, Thiago Heleno, Leo Pereira, Lodi, Lucho González, Guimaraes, Nikao, Ronaldo Veiga, Marcelo Cirino, Pablo Felipe.

Comparte este contenido