Copa Sudamericana | Rionegro fue mejor y clasificó a segunda fase

En un atractivo juego en suelo boliviano, Rionegro Águilas venció por penales a Oriente Petrolero y sigue avanzando en la Copa Sudamericana.

Un vertiginoso primer tiempo

Frente a una gran cantidad de público que fue a ver el juego entre cafeteros y bolivianos en el Estadio Ramón Tahuichi, ambos equipos mostraron su mejor forma en el que fue, sin lugar a dudas, un muy entretenido encuentro.

El equipo boliviano intentó controlar el balón, llevarlo hasta el área rival manteniendo un juego de posesión que fue en la noche de hoy su principal arma ofensiva.

Por su parte, Rionegro Águilas, aprovechando la velocidad de sus delanteros, jugó siempre al contraataque con transiciones sumamente veloces a territorio rival que en muchas ocasiones, la defensa rival no los pudo parar.

Los dirigidos por Eduardo Cruz se mostraron como un equipo compacto, muy concentrado y con gran peso ofensivo. Todo lo contrario a lo que hasta el momento dejan ver en la liga local donde son últimos con un juego muy mediocre.

Hoy, sin nada que perder y con el único antecedente de ese 1 – 1 en el partido de ida, los antioqueños no fueron menos a este gran reto y en la primera parte generaron no menos que 6 jugadas claras en las que sus delanteros pudieron anotar, pero la falta de efectividad o de repentización le permitía a los defensor evitar el grito de gol.

Foto: Antena 2

A pesar de esto, y como dice el dicho “el que no los hace los ve hacer”, el equipo local sería el primero en abrir el marcador. Ya al minuto 14 habían convertido un gol que fue bien anulado por fuera de lugar. Cuando se jugaban 33 minutos una jugada por banda derecha terminó en un centro de Mauricio Sperduti que encontró en el área a José Castillo que sin mucha oposición cabeceó con dirección al arco y decretó el 1 – 0 en el juego.

La respuesta de la visita no se hizo esperar y, tan solo seis minutos después, Juan Pablo Otálvaro desbordó por la banda izquierda y centró para que Jáder Obrian anotara a la carrera y con un remate algo imperfecto el empate transitorio.

Segundo tiempo más reservado pero con la misma tendencia

Los segundos 45 minutos fueron un poco más tranquilos. El ritmo del juego bajó considerablemente y se jugaba mucho en el medio del campo.

Rionegro, sin embargo, no dejó de proponer y nuevamente generó varias jugadas con destino a gol que, cómo en el primer tiempo, no lograron concretar. Algo que les pudo significar cerrar la serie sin tanta espera y sufrimiento.

Con el paso de los minutos Oriente Petrolero se veía mucho más incomodo en cancha. Tuvo varias faltas muy cerca al área que pudieron haber realizado mejor pero sus avances eran muy infructuosos y no más de dos llegaron a las manos del experimentado Luis Delgado que no tuvo gran trabajo en el complemento.

Decir que Romel Quiñonez tuvo mucho trabajo tal vez sería exagerar. Si bien los cafeteros llegaron muchas veces y sus delanteros quedaban frente al arco con espacio y tiempo, siempre demoraban su conclusión y el balón terminaba rebotando en un rival o yéndose desviado a la linea de fondo.

El entrenador boliviano Mariano Soria no pudo encontrarle el norte al partido que terminó con igualdad a 1 en ambos partidos. Resultado que no aventajaba a ninguno de los dos y que significó una definición por penales para saber qué equipo continuaría en la competencia.

Penales: Una ruleta que hoy fue justa

Los tiros desde el punto penal son siempre considerados como una ruleta, que el azar juega un papel importante en estos momentos donde el delantero no sabe que hará el arquero o viceversa.

Muchos han sido los ejemplos de equipos que juegan mal durante todo el partido pero que por la llamada “suerte” logran vencer tras la tanda de penales.

La noche de hoy, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, la suerte hizo justicia y se inclinó por el equipo que jugó mejor todo el juego.

A pesar de haber desperdiciado el primer cobro, Rionegro Águilas anotó los siguientes tres cobros que, debido al fallo en cada uno de los tres lanzamientos del equipo de casa, fueron suficientes para vencer en la serie desde los once pasos con un 3 – 0 contundente que pone a los antioqueños en la segunda fase de la Copa Sudamericana.

Rionegro y La Equidad Seguros, que logró su clasificación la noche de ayer, también por penales, son los dos equipos colombianos que siguen con vida en este torneo continental y que esperar poder dejar en alto el nombre del país.

Comparte este contenido