Copa Sudamericana | Deportivo Cali ganó en La Paz, eliminó al Bolívar y sigue avanzando en la Copa Sudamericana

En el Estadio Hernando Siles de La Paz jugaron un entretenido partido los equipos de Bolívar de Bolivia y el Deportivo Cali de Colombia en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa Sudamericana.

Un primer tiempo a la altura

Poca fue la asistencia del publico boliviano en el estadio en el que su equipo tenia la dificilísima tarea de remontar un 4 - 0 en contra. El entrenador uruguayo al servicio del conjunto de La Paz Alfredo Arias sabia que debía plantear un partido con transiciones rápidas al ataque para tomar desprevenida y volviendo a una defensa colombiana que no estaba acostumbrada a jugar en la altura.

Con la obligación de ir por el resultado, el combinado local buscó por sus bandas llegar tras centros cruzados al arco protegido por el arquero Camilo Vargas que estuvo siempre muy atento a las arremetidas rivales y en un primer tiempo solido logró detener todos los remates que con gran peligrosidad llegaban a su portería.

Bolívar, consiente de como estaba jugando, dejaba espacios en defensa que los carrileros del equipo cafetero explotaron al máximo y estuvieron muy cerca de vencer la portería de Fernando Laforia que en la primera parte tuvo que salir en muchas ocasiones de su área para despejar en tres cuartos de cancha. El jugador argentino al servicio del Cali José Sand fue determinante en el ataque de su equipo generando siempre espacios y habilitando a sus compañeros para llegar con peligro de gol.

Velocidad, desborde y resistencia

Jugar en la Paz ha sido siempre un sinónimo de desgaste y sobrecarga física y mental para los jugadores de fútbol. Sus 3.577 metros sobre el nivel del mar son la pesadilla de muchos equipos cuando saben que deben enfrentar a un conjunto boliviano en tan difíciles condiciones.

Según lo acordado con lo que debe hacerse para evitar los efectos de la altura, el equipo colombiano llegó hoy mismo a la ciudad de La Paz y en el barrio de Miraflores demostraron un poderío físico mas allá de lo acostumbrado por un visitante en tierras bolivianas.

Sus extremos Didier Delgado Jhon Mosquera corrieron durante todos los primeros 45 minutos en los que fueron siempre un sinónimo de peligro para el equipo de Bolívar.

Mosquera fue quien estuvo más cerca de anotar para los colombianos, tras un maravilloso pase de Sand quedaría mano a mano contra el arquero y remataria con la mala suerte de estrellar su remate en el palo derecho.

Delgado también fue determinante en el desarrollo del partido, a los 30 minutos le ganaría la posición al defensor Pablo Pedraza que no tendría otra alternativa sino la de cometer falta contra el jugador cafetero en lo que el árbitro en primer momento consideró como amarilla pero tras hablar con su juez de línea determinaría que el defensor del Bolívar debía ser expulsado.

Con 10 fueron más que con 11

En los últimos 15 minutos del primer tiempo se vería la mejor cara del equipo Boliviano. A pesar de tener un hombre menos lograron rematar en dos oportunidades con gran peligro (la primera de tiro libre y la segunda tras un cobro de esquina) en las que en ambas oportunidades el arquero que hizo parte de la convocatoria mundialista de la selección Colombia respondió brillantemente para negar el grito de gol local y el que habría sido el descuento en el marcador global. Después de tres minutos de adición el central pitaría el final de una primera mitad muy rápida y con posibilidades de lado y lado.

Después de la tormenta, el Cali intentó poner la calma

Con el resultado a favor y un hombre más en cancha, el equipo cafetero dirigido por el uruguayo Gerardo Pelusso salió a jugar la segunda parte moviendo el balón de un lado al otro intentando disminuir el alto ritmo con el que se habían jugado los primeros 45 minutos. No conforme con el trámite del encuentro, el Bolívar no cesó en su búsqueda por el gol. Jugados 7 minutos del periodo complementario, el local encontraría, tras un saque de banda cobrado rápido, un remate muy peligroso que exigió al máximo al guardameta colombiano que con el pasar de los minutos se iba consolidando como una de las figuras del partido.

Apenas iniciado el segundo tiempo el Bolívar había hecho su primer cambio, el delantero Pedro Azogue ingresó para darle peso al ataque del local. Después de 13 minutos del primero, llegaría el segundo cambio, Jorge Flores ingresaría al mediocampo para dinamizar el juego y hacer a su equipo mucho más vertical.

Respondiendo a los cambios del Bolívar, el Deportivo Cali a los 63 minutos hacia ingresar al volante Andrés Felipe Roa por una de las figuras de la primera mitad, Didier Delgado. Esto con la intención de organizar mejor la línea de volantes en la que el equipo del altiplano había encontrado su lugar y con remates desde fuera del área inquietaban peligrosamente el arco de Vargas.

Conforme pasaba el tiempo, el desespero de Bolívar se hizo presente y sus jugadores veían esfumarse sus posibilidades de seguir en la Copa Sudamericana

Jugados 25 minutos del segundo tiempo, Bolívar (que en ese momento sumaba 35 minutos con un hombre menos) daba muestras de pundonor deportivo al no dejar de atacar en busca del gol a pesar de ver, con el paso de los minutos, disminuida su capacidad física que al tener un hombre menos habían tenido que esforzarse aun más que su rival.

Los locales lograron inclinar la cancha hacia el arco del Deportivo Cali pero sus incursiones ofensivas no pasaban de un remate desviado o un rechazo de la defensa visitante, esto hizo que aumentara el desespero y el dibujo táctico se vieran desordenado.

Deportivo Cali aprovechó la situación de su rival

A los 73 minutos, el partido veía salir a otra de sus figuras, José Sand cedía su puesto al colombiano Miguel Murillo que dos minutos después de su entrada, aprovechando que estaba fresco y que el Bolívar, volcado al ataque, estaba dejando muchos espacios en defensa, de derecha cruzaría un remate que vencería al arquero Laforia y movería el marcador en el Hernando Siles que mostraba al visitante ganando 1 - 0 con un global de 5 - 0 a favor.

Bolívar aprovechó el inexplicable cambio táctico de la visita

El equipo colombiano dejó de esperar al rival y, ganando el partido, adelantó sus líneas y presionó mas arriba de la media cancha al equipo Boliviano.

Invertidos los roles en este tramo del juego, Bolívar supo aprovechar un contrataque en el que quedó muy mal parado el rival para que el jugador español Juanmi Callejón de derecha, abajo, cerca a las piernas del arquero, anotara el empate en este partido de vuelta tan solo ocho minutos después de la apertura del marcador.

Logrado el objetivo de marcar gol, los aficionados locales celebraron con júbilo el gol de su equipo que había merecido irse de esta seria con por lo menos un gol anotado.

No hay dos sin tres

Faltando tres minutos para completar el tiempo de juego, el Deportivo Cali atacó por la banda izquierda y remató contra el arco de Laforia que en dos ocasiones respondió muy bien pero que vería como, tras un tercer tiro en contra de su portería, el balón rebotaría en la mano del defensor Jorge Flores, hecho evidenciado por el árbitro que no dudó en cobrar penal a favor de los cafeteros.

Nicolas Benedetti se encargaría del tiro penal que transformaría en el gol que pondría cifras definitivas al partido. 2 - 1 a favor del Deportivo Cali y un global de 6 - 1.

Las dos caras de la moneda

Deportivo Cali hizo historia y se convierte en el primer colombiano que gana en La Paz en todas las competencias. Espera su rival de Octavos de Final de la serie en la que la Liga de Quito le va ganando 3 - 1 al Vasco. Camilo Vargas fue sin ninguna duda la figura del equipo y desde el arco fue responsable de trasmitirle la confianza a sus compañeros para conseguir la victoria. Buenas sensaciones deja el equipo de Pelusso que en la siguiente fase podrán contar con su fichaje más relevante, Macnelly Torres.

Por su parte, Club Bolívar se despide de la Copa Sudamericana tras solo dos partidos, había sido eliminado anteriormente de la Copa Libertadores en fase de grupos y con esta derrota de hoy da por terminada su actuación internacional por este año. Un equipo que nunca dejó de buscar el arco rival y que lamentablemente se vio superado por un equipo que se mostró más contundente en los 180 minutos totales de la serie.

 

Casi
Comparte este contenido