Copa Libertadores | Junior al borde del K.O.

El equipo tiburón cayó derrotado 1-0 en su visita a Melgar.

Llegaba la tercera fecha de la Copa Libertadores, fecha en la que el futuro de muchos equipos se empieza a decidir. Este era el caso de Melgar y del Junior, ambos equipos necesitaban una victoria para mantener vivas sus aspiraciones de pasar a la siguiente fase de la Copa.

Los dirigidos por Jorge Pautasso, llegaban a esta fecha con un punto, obtenido en la primera fecha tras empatar con San Lorenzo, y para este encuentro dispuso en el terreno de juego un 4-1-4-1 con Carlos Cáceda; Giancarlo Carmona, John Narváez, David Villalba, Carlos Neyra; Ángel Romero; Hideyoshi Arakaki, Alexis Arias, Joel Sanchés, Alexi Gómez; Bernardo Cuesta. Por su parte, el conjunto tiburón llegaba a este encuentro con la obligación de ganar, después de no haber cosechado ningún punto en las dos primeras fechas.

El profesor Luis Fernando Suárez dispuso en el terreno su actual XI de gala con el 4-2-3-1 habitual Sebastián Viera; Marlon Piedrahita, Willer Ditta, Rafael Pérez, Germán Gutiérrez; Luis Narváez, Víctor Cantillo; Fabián Sambueza, Matías Fernández, Luis Díaz; Teófilo Gutiérrez.

Junior esperanzado en un milagro

En el Estadio Monumental de la UNSA, a más de 2330 metros sobre el nivel del mar, iniciaba este partido. El inicio del partido fue muy trabado, ambos equipos disputaban la pelota en la mitad del terreno sin un claro dominador. Después de un tiempo, Melgar mostró una pequeña superioridad sobre Junior, utilizando el juego por bandas para tratar de acercarse al área rival. La defensa de Junior hacía aguas, el mediocampo no funcionaba de la mejor manera y en ofensiva no había mucha movilidad. El panorama se mostraba oscuro para el onceno barranquillero, sin embargo, lograron terminar la primera parte con el 0-0 en el marcador.

Foto: GOL Caracol


El segundo tiempo iniciaba y, a pesar del flojo primer tiempo de Junior, el técnico decidió mantener el mismo XI de la parte inicial. Melgar empezó a ser mucho más que Junior, sin embargo, al igual que el cuadro barranquillero, de cara al arco eran imprecisos y no lograban concretar las oportunidades que tenían. La defensa de Junior tuvo una noche para el olvido, constantemente Piedrahita era superado en velocidad y las espaldas de Pérez y de Ditta eran fácilmente superadas por los jugadores en ofensiva que tenía el cuadro de Arequipa. Finalmente el gol del cuadro local llegó, al minuto 72 y tras un tiro de esquina, en el cual Víctor Cantillo, por su mala marca, y Sebastián Viera, por su poca autoridad en un balón que pasó por la 5 con 50, tuvieron complicidad; Giancarlo Carmona remató con la pierna para enviar el balón al fondo de la red y marcar el 1-0.

Este gol supuso un baldado de agua fría para el Junior que, a pesar de los cambios, no pudo reponerse y se siguió mostrando débil e incapaz para poder llegar con peligro al arco rival. El ingreso de Fredy Hinestroza supuso una mejoría en el juego de Junior, sin embargo, ni Teófilo, ni Díaz colaboraban y culminaron un tormentoso partido. El partido terminó con el 1-0 y, prácticamente, termina con las esperanzas de Junior de avanzar a la siguiente ronda.

Melgar consiguió una importantísima victoria, que lo sitúa tercero en la tabla con 4 puntos. La próxima fecha el cuadro arequipeño deberá visitar a San Lorenzo, con la necesidad de sacar un buen resultado en territorio Argentino. Por su parte, Junior está prácticamente eliminado de la Copa Libertadores e incluso complicó el tercer lugar que lo depositaría en la Copa Sudamericana; la próxima fecha deberá visitar a Palmeiras, en un partido que, visto lo demostrado por Junior en la Copa, supone una montaña enorme por escalar y Junior deberá no perder para seguir luchando por mantenerse en el torneo internacional.

Curiosidades
  • Desde el 20 de abril de 1994, cuando Universitario de Deportes venció 2-1 al Independiente Medellín, un equipo colombiano no caía por Copa Libertadores visitando Perú.
  • Melgar no ganaba tres partidos en una misma edición de la Copa Libertadores desde la edición de 1982.
  • Desde 1985 (Millonarios) un equipo colombiano no empezaba sus primeros tres partidos de la Copa Libertadores sin marcar ningún gol.
Comparte este contenido