Atlético Bucaramanga perdonó y Patriotas aprovechó

Atlético Bucaramanga y Patriotas de Boyacá citaron en el Estadio Alfonso López por la fecha 10 de la Liga Betplay. Diego Erazo y David Castañeda fueron los artífices de los goles de la tarde-noche en la ciudad

En el duelo en mitad de cancha, la posesión del balón pero poca profundidad, e ideas pocas claras eran uno de los condimentos que ocurría en los primeros 15 minutos. Diego Erazo y Brayan Castrillon eran los más inquietos por el conjunto leopardo.

Foto: DIMAYOR

El partido continuaba en tablas, y solo disparos de media distancia eran las oportunidades que se presentaban en el campo de juego. El guardameta de Patriotas respondía de gran manera ante los disparos del cuadro local. El equipo visitante hacía posesión pero nunca fue claro en 3/4 de cancha, se le notaba predecible y poco inofensivo.

La etapa complementaria, los equipos salieron con otra mentalidad y quería llenar de espectáculo a los espectadores y sus necesidades en la tabla los hicieron cambiar de chip. Los dirigidos por Sanguinetti se adueñaron del esférico y la incursión de la figura de la cancha Johan Caballero, que alimentó la banda derecha, fue punzante y buenas asociaciones para generar juego.

Llegaría el primer tanto de la tarde-noche a través de Diego Erazo que aprovechó de gran manera desde los once pasos, luego que el referee decretara penal tras una mano en el área. El delantero engañó al arquero y pondría arriba al cuadro local.

La escuadra del leopardo era superior en todo el transcurso del segundo tiempo, se hacían densos por las bandas y la proyección de Pérez se desprendida de la vulnerable defensa del equipo de Boyacá. Atlético Bucaramanga desperdiciaba ocasiones claras y Diego Erazo no podía finalizar para cerrar el partido.

Finalmente, de tanto desperdiciar oportunidades y perdonar llegaría el empate, Patriotas aprovechó el cabezazo de David Castañeda tras una mala salida de Jefferson Martínez que definió y un balde de agua fría para Guillermo Sanguinetti y sus pupilos.

Con el agónico empate, los leopardos llegaron a 10 unidades en la tabla, mientras que los boyacenses llegaron a cinco unidades y siguen sin ganar. Millonarios será el próximo rival del equipo del leopardo mientras que Patriotas recibe en casa al Atlético Junior.

Comparte este contenido