A lo Junior, se sufrió pero se clasificó

Junior perdió 2-1 ante Unión La Calera en Chile por el partido de vuelta de Copa Sudamericana, pero en la definición por penales logró la clasificación a cuartos de final con Sebastián Viera como héroe.


El equipo dirigido por Amaranto Perea empezó ganando a los 30 segundos del partido con un golazo de Miguel Ángel Borja tras una asistencia de Teo Gutiérrez. El partido parecía ser fácil para los tiburones.

Antes de finalizar la primera mitad y tras volcar el partido a su favor, los locales lograrían igualar el partido e irse con el 1-1 al entretiempo.

El segundo tiempo tuvo la misma sintonía que el final del primer tiempo, los chilenos alcanzarían el segundo gol muy temprano, tras otro cúmulo de errores de la defensa tiburona.


Luego de igualar la serie con el 2-1 a favor, los locales intentaron buscar la victoria para evitar la definición en los penales. Aprovechando una notable superioridad física, pues el calendario colombiano ha estado saturado de partidos y viajes, La Calera fue mucho más en gran parte del partido y pudo quedarse con el tiquete de haber tenido mejor puntería en la definición.


Los chilenos llevaron al Tiburón a tal punto de desespero, que la reacción fue errada con dos expulsiones infantiles de Teófilo Gutiérrez y Larry Vásquez. Fue entonces cuando parecía que la historia se inclinaría a favor de los rojos, que demostraron por qué pelean el título local y generaron el sufrimiento barranquillero.

En la definición por penales, Sebastián Viera atajó el primero y luego sus compañeros de equipo anotarían todos, el cuarto penal de los locales se fue arriba del traveseño y quedaría la definición para Gabriel Fuentes que anotó el cuarto y definitivo penal de la serie.


Junior avanzó, pero pagó cara su clasificación. Dos bajas para la serie ante Coquimbo Unido, desgaste para lo que viene en la Liga nada menos que ante América y un partido flojo que no logró redondear de mejor manera teniendo todo a su favor. Eso sí, un envión anímico importante para el proceso de Amaranto Perea que sigue convenciendo a la directiva para el 2021 sea con él al frente del equipo y la ilusión de volver a disputar la final de la Copa Sudamericana para buscar quitar el mal sabor de boca que dejó el 2018.

Comparte este contenido